Ante el discurso del miedo: los refugiados no son una amenaza laboral

AFP_753R7_20160116175623-kDH-U301532197381d4H-992x558@LaVanguardia-Web

Al margen de cuestiones tan personales y subjetivas como el miedo al desconocido, al diferente, el temor por la llegada de refugiados no ofrece un peligro inminente desde el punto de vista económico para los países de acogida. La mayor preocupación política, como es el impacto en los trabajadores nacionales por el efecto de marginalización, resulta “pequeño y de poco recorrido”.

Así lo indica un estudio independiente realizado bajo el paraguas del Fondo Monetario Internacional (FMI) que se ha publicado este miércoles, en el marco del foro económico de Davos.

“La inquietud por el flujo de refugiados entre los trabajadores nativos escomprensible al encarar posibles rebajas salariales y un mayor nivel de desempleo”, indica el documento centrado en Europa. Matiza, sin embargo, que la experiencia del pasado indica, tanto si se refiere a la inmigración económica como a la humanitaria, que los efectos adversosen sueldos y ocupaciones “tienen una limitación temporal”. Esto se explica en parte por “la baja capacidad de sustitución entre trabajadores nativos e inmigrantes y porque usualmente se incrementa la inversión ante una mayor fuerza laboral”.

Más desplazamientos

Los desplazamientos forzosos a causa de conflictos bélicos se han multiplicado de forma exponencial desde el 2013. De ese año al 2014 se produjo un incremento del 25% en el número de refugiados, alcanzándose la cifra de 14,4 millones, según este documento. La cifra de los que buscan refugio dentro de las fronteras de la Unión Europea (UE) carece de paralelismo en épocas recientes.

La policía retiene a refugiados que acaban de cruzar la frontera entre Croacia y Eslovenia, el pasado Octubre
La policía retiene a refugiados que acaban de cruzar la frontera entre Croacia y Eslovenia, el pasado Octubre (Jure Makovec – AFP)

En el 2015, unas 995.000 personas, que lo intentaban por primera vez, llamaron a las puertas de la UE en los diez primeros meses del año, más del doble que en el mismo periodo del 2014.

CrecimientoEl impacto económico dependerá de la velocidad de integración de los refugiados en el mercado laboral

De las diferentes dimensiones -social, política y económica-, este informe se centra en el último aspecto, subrayan sus doce autores. En el comentario de presentación, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, remarca que “este estudio indica que con unas políticas apropiadas, especialmente efectivas respecto a la integración en el mercado laboral, el potencial de los refugiados puede ser sustentado en beneficio de todos”.

Necesidad de cambios normativos

A pesar de las diferencias entre países y que cada uno afronta sus propias respuestas, “la crisis de los refugiados es un asunto global que se ha de tratar desde la cooperación global”, insiste Lagarde.

Desbordados por el tamaño del flujo, la crisis ha desvelado lo inadecuado de la normativa de la UE en cuanto a su política de asilo, señala el redactado de los analistas. Se precisa una reforma que equilibre las reglas y la cooperación para alcanzar un sistema que funcione. La manera de doblegar ese oleaje pasa por proveer de recursos financieros a los países fronterizos con las zonas de conflicto, ya que es donde mayor número se concentra.

IntegraciónFlexibilizar barreras para que sea más fácil establecer negocios y políticas de educación y vivienda surgen como elementos de apoyo a la integración

Impacto económico

El documento indica que este incremento humano tendrá un rebote expansivo inmediato en la economía. A corto plazo, el gasto público adicional incrementará la demanda doméstica y el Producto Interior Bruto (PIB). El FMI estima que este efecto será modesto para la UE, con un incremento del PIB del 0,1% en el 2017, pero será más pronunciado en los países con mayor atracción de refugiados. El PIB per cápita disminuirá para los recién llegados, por su menor capacitación y por las restricciones laborales, mientras que subirá para los locales.

Sostiene el estudio que, en el largo recorrido, el impacto económico dependerá de la velocidad de integración de los refugiados en el mercado laboral. Esta rápida integración abrirá el potencial de los beneficios económicos a los que huyeron de sus hogares, minimizará el riesgo social de su exclusión y “maximizará su contribución a la red de las finanzas públicas”.

Además, esta circunstancia podría tener un afecto de alivio por elenvejecimiento de la población, “aunque –añade- este efecto parece ser más bien pequeño y no será una panacea para los problemas demográficos”.

Efectos positivosLa llegada de refugiados podría tener un afecto de alivio por el envejecimiento de la población

Flexibilizar las barreras, de manera que sea más fácil establecer negocios, así como políticas de educación y vivienda surgen como elementos de apoyo a esa integración. Lograr esto beneficia a los nativos por cuanto la ola de inmigrantes les puede facilitar el acceso a puestos de más capacitación, mientras que los complementarios los desarrollarán los nuevos residentes.

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>