Dos detenidos en España por arrojar al agua a unos inmigrantes nigerianos que rezaban y a los que culpaban del mal tiempo

La Policía ha detenido a dos inmigrantes cameruneses por la muerte de entre siete y diez personas con los que viajaban en una patera el pasado 5 de diciembre y a los que supuestamente tiraron por la borda porque les culpaban del mal tiempo que hacía, según destaca hoy El País en su edición digital.  La disputa, con trasfondo religioso y de superstición, provocó un enfrentamiento en el que agredieron, robaron, y finalmente arrojaron al mar a los inmigrantes de origen nigeriano que rezaban por miedo a naufragar.

En la embarcación, que llegó a las costas de Almería, viajaban unas 50 personas que habían partido dos días antes de Nador (Marruecos). Sólo sobrevivieron 29 de ellas. El resto, fallecieron por las agresiones o como consecuencia de las duras condiciones del viaje. Según cálculos de la Cruz Roja, en aquella embarcación viajaban entre los desaparecidos había siete bebés.

La lancha había partido desde Nador (Marruecos) en la tarde del día 3 de diciembre con unas 50 personas. Casi la mitad de la expedición había perecido durante la travesía. Como era de noche, y había muy mala visibilidad, los ocupantes de la patera no han podido concretar cuántas personas fueron agredidas y arrojadas el mar. Según sus testimonios, recabados por la Policía, acabaron en el agua entre siete y diez personas.

La investigación comenzó tras el rescate de la balsa frente a las costas de Almería, pero ha avanzado poco a poco por el trauma que tenían los supervivientes y el miedo que tenían a los dos inmigrantes cameruneses ahora detenidos.

Tres de los testigos reconstruyeron para los agentes lo que había pasado aquella fatídica noche.  El tiempo había empeorado y los ocupantes de la balsa estaban muy asustados, tenían miedo de naufragar. Un pastor nigeriano se puso a rezar y entonces comenzó la disputa. Los dos detenidos creían que los nigerianos que rezaban tenían la culpa del mal tiempo y comenzaron a golpearles con las tablas que cubrían el fondo rígido de la embarcación. Tras la agresión, tiraron por la borda tanto al pastor como a otros pasajeros de esta nacionalidad.

Los supervivientes fueron atendidos por Cruz Roja y trasladados al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras. Conforme avanzó la investigación, varios supervivientes relataron que antes de ser arrojados por la borda, los arrestados habían robado a los inmigrantes nigerianos alrededor de 1.500 euros, cantidad que coincidía con el dinero que uno de los detenidos llevaba encima. Los policías observaron cómo los rescatados no se relacionaban con dos de los supervivientes y, además, mantenían una actitud temerosa hacia ellos.

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

1 Respuesta

  1. Manel dice:

    Lo vi ayer en television y me parecio terrible. Que paguen por lo que han hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>