El juicio a policías acusados de abusar de inmigrantes internas del CIE de Málaga llega a la fase final

La Sección Tercera de la Audiencia de Málaga acogerá este viernes una nueva sesión del juicio a cinco policías nacionales acusados de presuntos abusos sexuales a mujeres del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la capital. En concreto, está previsto que comience la fase de conclusiones e informes finales.

La sesión comenzará con la lectura de las declaraciones de varias de las testigos protegidas, tomadas al principio de la instrucción, según han informado fuentes judiciales. Tras esto, tanto las acusaciones como las defensas presentarán sus conclusiones definitivas y comenzarán los informes finales.

La vista oral se inició en octubre de 2013 con las cuestiones previas. Desde entonces han declarado los acusados, investigadores y algunas testigos. Además, la Sala ha intentado en varias ocasiones localizar a algunas de las internas, víctimas de los supuestos abusos, que son de diferentes nacionalidades.

Los hechos investigados sucedieron entre junio y julio de 2006. El fiscal pidió inicialmente en total 27 años de prisión para los cinco agentes procesados. Según su escrito provisional, los acusados organizaron en el CIE en los turnos de trabajo de madrugada «cenas fuera de las habitaciones con las internas en las que bebían bebidas alcohólicas que facilitaban los agentes».

Asimismo, esta acusación pública apunta que «se intimaba con las internas, a las que se les invitaba a asistir a cambio de comida, bebida, tabaco, regalos o usar el móvil», al tiempo que se indica que se creaba un «ambiente relajado de disciplina» que «los procesados buscaban para luego, si llegaba el caso, satisfacer su ánimo libidinoso con las internas».

En este ambiente, señala el ministerio público en sus conclusiones iniciales, supuestamente llegaban a mantener, en algunas ocasiones, relaciones sexuales. Se considera que los acusados actuaron «prevaliéndose de su condición de policía» y se pone de manifiesto que se habría concretado la existencia de ocho actos con trascendencia penal.

En algunos casos, los agentes se dirigieron a las internas y «se les insinuaron sexualmente», con caricias, rechazando siempre éstas la situación, según se precisa en el escrito de calificación. Otras veces, presuntamente llegaron a tener relaciones sexuales a las que las mujeres habrían dado «su consentimiento por la condición de autoridad» de los procesados.

La Fiscalía de Málaga acusa a los procesados de delitos de abuso sexual con consentimiento viciado, en dos de los casos con acceso carnal, y solicita para ellos diferentes penas de prisión, según la supuesta participación que tuvieron en los hechos, que oscilan entre los dos y los 10 años de cárcel.

Además del ministerio público hay otras acusaciones, dos que representan a varias de las víctimas y la del colectivo Andalucía Acoge. En sus declaraciones, todos los acusados negaron los hechos por los que están acusados.

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

1 Respuesta

  1. Manel G. dice:

    Pues si es como el caso de la policía en el avión … no veas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *