El laberinto sin salida de los solicitantes de nacionalidad: hasta seis años para obtener la nacionalidad española

registro-civil-696x425

 

En España vivimos ya 46 millones y medio de personas. De estos, aproximadamente 4 millones y medio son extranjeros, son datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Personas que por diferentes motivos, con vidas muy diferentes, eligieron España para vivir y donde saben que, para poder integrarse completamente, necesitan obtener la nacionalidad española. Es un proceso que sin embargo se muestra terriblemente complicado. En 2012, las personas que querían conseguir una entrevista para obtener la nacionalidad entraban en una lista de espera de dos años. En pleno 2018 hay más 300.000 solicitudes paralizadas, de las cuales algunas llevan desde el año 2012 sin resolver.

 

Gerson Jhair Díaz es una de esas personas. Cuenta a Diario16 que él pasó por el proceso para aquellos extranjeros (que ya hablan la lengua hispana) que quieren obtener la nacionalidad. Lo primero es pasar dos exámenes del Instituto Cervantes: uno de conocimientos de la lengua española (si procedes de un país de habla no hispana), y otro de conocimientos constitucionales y socioculturales. Completado esto se consigue la entrevista con un funcionario tras pasar por la lista de espera de dos años; en caso de dar el visto bueno, crea un expediente con todos los datos del solicitante para su aprobación por el Ministerio de Justicia. Ésta es la versión muy resumida del proceso.

En el caso de Gerson, la solicitud está en un limbo. Tiene documentos, firmados por el Registro Civil de Barcelona, que confirman que su expediente fue enviado a Madrid el 4 de agosto de 2015. La confirmación del Registro Civil está fechada en noviembre de 2017. Gerson tiene 27 años, vino de Colombia para estar con su pareja y no ve la salida a esta ratonera burocrática: “Yo sólo quiero saber que pasó con mi expediente, aunque la respuesta sea negativa” asegura a Diario16.

Santiago Xavier es, entre otras muchas titulaciones, abogado, y tiene un conocimiento profundo de por qué un proceso que debería ser sencillo, dura tanto. “En Portugal se puede obtener en 6 meses” explica a Diario16. Y añade que “llega un momento en el que uno cree que si le ponen tantas trabas es porque hay alguien que no quiere que seas español”. Apunta a que es sin duda una “maniobra política para que no haya más extranjeros”.

En 2015 el Estado Español emitió un Plan Intensivo de Nacionalidad. La idea era informatizar todas las solicitudes pendientes desde 2010 y agilizar todo el proceso. Algo que se consiguió únicamente en parte. Xavier asegura manejar cifras de “más de 300.000 expedientes aún por tramitar”, en un proceso que asegura que “de un funcionario haciendo su trabajo, no debería llevar años” en realizar.

 

Desde Las Palmas de Gran Canaria, Mohammed no entiende la diferenciación que se ve entre las personas “que tienen mucho dinero” y los demás. En el proceso de conseguir una revisión de esos 300.000 expedientes que están en el limbo, cuenta a Diario16 que existe una vía rápida: “Si uno tiene 1.500 euros para pasar por un proceso judicial, el expediente se desbloquea inmediatamente”. Un trato de favor que ve sin sentido. “Yo llevo en España 14 años, tengo esposa e hijos, y aún así no tratan mi solicitud con el mismo valorque los que tienen más dinero” asegura.

“Yo quise cumplir el sueño de mi abuela, que quería que yo tuviese la nacionalidad española”. Así lo cuenta Santiago Xavier, que tiene ascendencia española, y que quería haber vuelto a ver a su abuela para contarle que él ya era español. Esto ya no es posible, puesto que su abuela falleció a finales de 2017, y él aún está a la espera de desbloquear su expediente.

Juegan con las ilusiones de la gente” asegura Mohammed. “Nos dijeron que una vez se aprobara el Plan Nacional no tardarían nada en procesar los expedientes” añade. En vez de eso, se han encontrado con que cada vez que les dan una fecha, ésta se pospone. Lo último que supo fue a través de una funcionaria que “en enero de 2018 estaría ya las resoluciones de los expedientes”, y aún sigue esperando.

 

Una situación que impide además llevar a cabo cualquier trámite. Gerson Jhair querría ser policía, pero asegura que “evidentemente con el NIE no se puede abrir ningún proceso de ese tipo”. Santiago Xavier asegura que ha tenido problemas incluso para realizar un envío postal, puesto que al presentar el NIE para el envío el funcionario “me miró raro y me preguntó que qué era eso que le entregaba”. En el caso de Santiago, con una carrera universitaria, un máster y cursando un doctorado, que no puede acceder a ofertas de trabajo de su cualificación. “Mi tarjeta de la Universidad está mejor hecha que el NIE” asegura con ironía.

 

Desde el Ministerio de Justicia sólo ofrecen datos, disponibles a través de su página web, en los que aseguran se refleja que todas las tramitaciones se están llevando a cabo. Sin explicar por qué esos 300.000 expedientes llevan (algunos de ellos) hasta 6 años paralizados. Datos que no ofrecen ninguna explicación a 300.000 personas, con vidas y familias, que sólo pueden seguir esperando. (Vía Diario 16)

 

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

3 Respuestas

  1. Arleycito dice:

    Gracias Legalteam por hacer eco de Noticias como esta y de estar siempre del lado de la JUSTICIA y de los #CiudadanosDeSegunda

  2. Yanis dice:

    Toca aguantar y esperar ,sino preparar 1000€ para el abogado

  3. Luz dice:

    Pésima y vergonzosa gestión por parte del ministerio de justicia en particular y el gobierno de turno en general. Es una catástrofe de dimensiones bíblicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>