El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) ha paralizado la expulsión de una mujer camerunesa perseguida por motivos de género, víctima de violencia y matrimonio forzado, que solicitó asilo en el Aeropuerto de Barajas.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) ha paralizado la expulsión de una mujer camerunesa perseguida por motivos de género, víctima de violencia y matrimonio forzado, que solicitó asilo en el Aeropuerto de Barajas.

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) interpuso, según ha informado en un comunicado, un recurso ante la Audiencia Nacional al denegar la Oficina de Asilo y Refugio(OAR) la petición de la mujer camerunesa y solicitando que autorizara su permanencia en España ante los «numerosos indicios que evidenciaban un riesgo real para su vida e integridad física en caso de devolución a Camerún».

La Audiencia Nacional denegó también la autorización para que la mujer permaneciese en España por lo que CEAR recurrió al Tribunal de Estrasburgo la adopción de la aplicación de la regla 39, para evitar que la afectada fuera expulsada de España. La mujer, que permaneció durante 20 días en el Aeropuerto de Barajas, ha podido abandonar las instalaciones tras la resolución del TEDH.

En dicha resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, el alto tribunal indica que, en cumplimiento de la citada regla 39, la mujer «no debe ser expulsada en espera de la resolución de los tribunales españoles» y consecuentemente el Estado español «debe mantener informado» al Tribunal de Estrasburgo de las «decisiones adoptadas en los procedimientos internos». Asimismo, le advierte de que el hecho de que un «Estado contratante no cumpla con una medida indicada en el artículo 39 puede suponer una violación de la Convencion«.

La responsable del Área Jurídica de CEAR, Paloma Favieres, ha celebrado la decisión del tribunal europeo y ha expresado su confianza en que «marque el camino que debe seguir tanto la administración como la judicatura española a la hora de valorar las solicitudes de asilo y del riesgo que pueden correr estas personas si son expulsadas».

En los últimos cuatro años, CEAR ha presentado 45 recursos de los que 42 se han resuelto favorablemente en la Alta Corte Europea para paralizar la expulsión de personas solicitantesde asilo denegadas tras haber realizado la petición de protección internacional en frontera. «España no puede descuidar su compromiso con el derecho internacional de los derechos humanos y con las personas refugiadas», ha concluído Favieres.

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *