¿En qué se diferencian estas dos criaturas?

Una historia sencilla y sin embargo, realmente hermosa.

Una historia que convierte en real el texto de Galeano cuando dijo: Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo.

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

2 Respuestas

  1. Aníbal dice:

    A mi me condenaron a pagar una multa por un delito que no he cometido 1500 euros ,eso es por puro racismo y senofobia nada más.Sin prueba y sin nada por culpa de dos falsos testigos

  2. Marc dice:

    El color de la camisa 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *