España otorgó en el último año un total de 626 estatutos de refugiado y tiene pendiente de resolver 43.000 solicitudes

imagen-sin-titulo

España otorgó en el último año un total de 626 estatutos de refugiado y tiene pendiente de resolver 43.000 solicitudes

Los datos relativos a la resolución de peticiones de asilo del pasado año 2017, de las 13.350 resoluciones adoptadas el año pasado, 8.675 fueron de rechazo, esto es, casi dos de cada tres, según el según el informe de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (Cear) con datos de Eurostat . De este modo, la media española en reconocimiento de asilo se situó en el 35%, por debajo del 45% de media en la UE.

En cuanto a la concesión del estatuto de refugiados, según los último datos oficiales del Ejecutivo de Rajoy, en todo el pasado año 2017 España solo concedió 626 estatutos y queda pendiente la resolución de otras 43.000 peticiones. En condición refugiados, estos migrantes cuyo desembarco en el puerto de Valencia podría retrasarse por causas meteorológicas, podrán beneficiarse de protección subsidiaria o autorización de residencia temporal por razones humanitarias.

 No obstante, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha asegurado al respecto que el Ejecutivo de Sánchez “no descarta” otorgar dicho estatuto a los referidos 630 migrantes a bordo del ‘Aquarius’.

La coordinadora estatal del servicio jurídico de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Paloma Favieres, que ha asegurado que no existe ningún precedente de concesión del estatus de refugiado de manera masiva sin identificación individualizada previa y que, por tanto, sería necesario analizar caso por caso. “No son refugiados porque sí“, ha sentenciado Favieres quien, posteriormente, ha agregado que “lo normal sería que se les autorice la entrada por razones humanitarias previstas en la ley de Extranjería para no aplicar procedimientos de devolución, garantizar el acceso al procedimiento de asilo y luego, que el Ministerio del Interior haga el estudio de los casos individuales, sus necesidades, así como las circunstancias de su país de origen.

Las causas de refugio según el Derecho Internacional 

Para recibir el estatus de refugiado la persona debe cumplir con lo establecido en la ley de asilo 12/2009 y la Convención de Ginebra sobre el estatuto de los refugiados, firmada por España.

En ese sentido, la condición de refugiado, según establece dicho convenido internacional, la recibe una personas que “debido a un miedo fundado de ser perseguido por razones de raza, religión, nacionalidad, membresía de un grupo social o de opinión política en particular” no pueden retornar a su país de origen.

No obstante, las cifra oficial recogida en los documento oficiales del Gobierno de Rajoy arroja un total de 626 estatutos en todo el año, de tal forma que no se atendieron un total de 43.000 peticiones.

Otra de las vías a las que pueden acceder las personas que huyen de un conflicto bélico es la obtención de la protección subsidiaria. En 2017, 4.126 expedientes tuvieron una resolución favorable a la protección subsidiaria, principalmente personas procedentes de Siria (3.347), tal como queda recogido en los informes oficiales.

Finalmente, el último de los recursos a los que pueden acceder los migrantes que no cumple con ninguno de los requisitos de los anteriores procedimientos es aquel basado en las razones humanitarias. Para aspirar a esta vía es necesario haber sido, por ejemplo, víctima de trata con fines de explotación sexual, o por tener enfermedades que requieren tratamiento en España y no accesible en su país de origen.

Solicitud por escrito al llegar a Valencia

Los migrantes que desembarque en el puerto de Valencia deberán firmar un volante a través del cual manifestarán su voluntad para solicitar el procedimiento de asilo. No deberán cumplimentarlo los menores extranjeros no acompañados (MENAS), que son 123 y deben quedarse en la Comunidad Valencia porque es la que tiene la guarda y tutela de los menores de edad.

Cabe esperar, tal como reseña CEAR, que la petición de las personas rescatadas que iban a bordo del ‘Aquarius’ será admitida a trámite porque el propio Gobierno español es el que ha ofrecido un puerto de sus costas para que pueda desembarcar, después de que los Ejecutivos de Malta e Italia se negaran. Si la solicitud es denegada, el extranjero tendrá 15 días para abandonar España de forma “obligatoria” y su estancia pasará a ser irregular.

A partir de ese momento, el Gobierno dispondrá de un mes para dar una respuesta, o bien la admisión a trámite o la denegación de su demanda de protección internacional. Tras la notificación, la ley establece el máximo en seis meses para dar una respuesta definitiva sobre el estatus del solicitante.

Favieres (coordinadora de CEAR) ha explicado que ese plazo “normalmente no se cumple” y ha precisado que el tiempo medio de resolución es un año y medio. Los responsables de tramitar los expedientes de asilo (refugiado o protección subsidiaria) son la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) y el Ministerio del Interior, que realiza una propuesta que pasa posteriormente a la Comisión Interministerial de Asilo y Refugio (CIAR), órgano encargado de resolver las demandas de asilo.

La CIAR deberá estar formada por cinco ministerios (Empleo, Interior, Justicia, Exteriores e Igualdad) y participa el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que tiene voz, pero no voto sobre la propuesta realizada previamente por Interior y la OAR. Empleo será la encargada de decidir sobre la residencia por razones humanitarias.

España, tras haber aceptado que sea Valencia el puerto seguro para la llegada de los migrantes del ‘Aquarius’, acepta en consecuencia encargarse de su procedimiento de asilo, cuyo último paso es la decisión de recurrir ante la Audiencia Nacional la resolución del expediente.

¿Y los migrantes que llegan por otras vías?

En principio, la situación de los migrantes del Aquarius no difiere de ninguna manera con la de otros llegados en patera, cayuco o lancha neumática y que son rescatados por Salvamento Marítimo. La única diferencia es en el caso del ‘Aquarius’, las condiciones en el mar, que van empeorando su situación física y psíquica, puede justificar, según los expertos, un trato diferenciado.

Respecto a la mayoría de las personas que rescató el Aquarius se sabe seguro que partieron de Libia y otros o pueden ser refugiados sirios. Pero, tal como explican los expertos, habrá muchas nacionalidades y primero hay que recibirlas, acogerlas y a partir de ahí estudiar cada caso.

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>