Francia cierra su frontera con Italia a los inmigrantes

a

Solo cinco kilómetros les separan de su sueño: Francia. Cinco kilómetros que han tratado de recorrer a pie por carretera, caminando a través de los montes… Dicen que incluso ha habido alguno que se ha tirado al mar y lo ha intentado a nado… Hablamos de los dos centenares de inmigrantes que desde el viernes se encuentran bloqueados en la localidad italiana de Ventimiglia, después de que las autoridades francesas decidieran cerrar su frontera para impedirles el paso a su territorio.

Se trata de inmigrantes sin papeles, procedentes la mayoría de Eritrea, Costa de Marfil y Sudán, algunos acompañados de mujeres e hijos y llegados todos ellos a Italia en pateras que se hicieron a la mar desde Libia. Su objetivo es alcanzar Francia y los países del norte de Europa como Alemania o Suecia. Sin embargo, frente a ellos se han topado con un muro de inflexibilidad. Las autoridades francesas se niegan a permitirles el paso, e incluso han desplegado patrullas de gendarmes por los montes para evitar que puedan llegar campo a través.

No es algo nuevo. Ya en 2011 las autoridades francesas cerraron su frontera con Italia para evitar la entrada de inmigrantes. Pero la situación es muy tensa: los inmigrantes, a pesar de haber sido dispersados, se niegan a abandonar el lugar y a renunciar a su sueño de cruzar a Francia. “Respetad los derechos humanos”, gritan. “Abrid la frontera”, corean.

‘Huelga de hambre’

Un grupo incluso ha comenzado una huelga de hambre para tratar de presionar a las autoridades francesas de que les permitan pasar. Algunos han sido alojados en la estación de Ventimiglia, otros en el centro cultural de la localidad, algunos han campado en la escollera del puerto… “La situación es delicada”, admite Enrico Ioculano, el alcalde de Ventimiglia.

La legislación europea establece que los inmigrantes sin papeles que deseen solicitar asilo han de pedirlo en el país por el que entraron en Europa, en este caso Italia, y permanecer allí. Lo que ocurre es que, en nombre del tratado de Schengen y de la libre circulación de ciudadanos dentro de la UE, muchas veces es difícil interceptar a esos inmigrantes cuando saltan de un país a otro.

Pero estos días, y hasta hoy, la libre circulación de personas por el espacio europeo Schengen ha sido suspendida debido a la ya finalizada Cumbre del G7 celebrada en Baviera, por lo que Francia, Austria y Alemania están llevando a cabo controles en sus fronteras e impidiendo el paso a los sin papeles. Sólo esta semana la policía de la región francesa de Los Alpes-Marítimos, en el sur del país, ha interceptado a unos 1.500 personas, devolviendo más de 1.000 a Italia.

Pero no es sólo en Ventimiglia donde se concentran inmigrantes deseosos de abandonar Italia y pasar a otros países europeos. Se calcula que en las estaciones de tren de las principales ciudades italianas se acumulan unos 76.000 seres humanos que quieren continuar su viaje hacia el norte de Europa. (Tomado de El País)

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>