Nacionalidad española: Esto no va de «togas», esto va de sentido común, de memoria, de amor propio

  • Basta, basta ya de tanta tomadura de pelo. Basta ya!
  • Entonces; si esto no va solo de «togas»,  sino de sentido común, de memoria, de amor propio; y nos han dicho que el problema es que no hay funcionarios; hagamos algo. Y ese algo es impulsar una plataforma en la cual podamos exigir entonces que se contraten a más funcionarios.

Muchos de quienes nos dedicamos a temas de Extranjería y Nacionalidad Española somos inmigrantes nacionalizados españoles. Personas que hasta hace muy pocos estábamos al otro lado de la mesa donde hoy se sientan nuestros clientes. Todos los que nos dedicamos a estos temas; los españoles «de hoy» y los de toda la vida sabemos perfectamente qué hacer, en términos estrictamente jurídicos, cuando al año de haberse presentado la Nacionalidad Española no hay una resolución: silencio negativo y posibilidad de interponer potestativamente Recurso de Reposición ante la Dirección General de los Registros y el Notariado (DGRN) o Recurso Contencioso ante la Audiencia Nacional.

Pero ¿de verdad la mayoría de nuestros clientes son titulares de residencias no lucrativas o personal altamente cualificado o inversores? No. No nos llamemos a engaños. La mayoría de nuestros clientes son seres humanos de nivel adquisitivo bajo. Si la crisis en España afecta a todos; o a casi todos, son nuestros clientes, por su condición de inmigrantes, mucho más vulnerables. Son pocos nuestros clientes que se pueden permitir enfrentar los honorarios de abogado y procurador para interponer el Recurso Contencioso; porque también está claro que los profesionales no trabajan por amor al arte.

Retomando la tesis inicial, todos sabemos perfectamente qué hacer, en términos estrictamente jurídicos, cuando al año de haberse presentado la Nacionalidad Española no hay una resolución. Pero esto no va simplemente de togas; esto va de sentido común, de memoria, de amor propio.

De sentido común porque hay algo en el sistema que no funciona. No puede ser posible que el Departamento que lleva las Nacionalidades en el Ministerio de Justicia tenga apenas  cinco calificadores y tres consejeros técnicos para el tema de la Nacionalidad. Va de sentido común porque no es posible que el contribuyente se hubiera gastado más de tres millones de euros para que sea los Registradores de la Propiedad quienes se encarguen de tramitar las solicitudes de Nacionalidad del lejano año 2015 (Plan Intensivo de Nacionalidad 2015 -PIN). ¿Realmente valió la pena pagar ese dineral? ¿Realmente están capacitados los Registradores para tramitar esos expedientes? ¿Cuántos Registradores comenzaron a tramitar expedientes? ¿Mil Registradores? ¿Cuántos hay hoy?.

Esto va de memoria porque, reiteramos; muchos de quienes nos dedicamos a temas de Extranjería y Nacionalidad Española somos inmigrantes nacionalizados españoles ; personas que hasta hace muy pocos estábamos al otro lado de la mesa donde hoy se sientan nuestros clientes. Basta acudir a cualquier congreso, a cualquier charla, a cualquier conferencia y escuchar las rondas de preguntas. «Zetas» pocas. Seseo constante; mucho.

Esto va de amor propio. De amor propio por respeto a nuestro trabajo. De amor propio por respeto al prójimo. De amor propio porque somos nosotros quienes cargamos las culpas frente a nuestros clientes cuando todos sabemos muy bien que la verdadera culpa es de una administración incompetente y de una falta de voluntad política impresionante.  Una administración incapaz de dar respuesta al administrado, inepta, ineficaz.

¿Dónde está la celeridad de los poderes públicos?

La Constitución española recoge en el Título IV los principios que inspiran la actuación administrativa del Gobierno y garantizan el sometimiento pleno de su actividad a la Ley y al Derecho. Se perfilan de esta forma los rasgos propios que definen al Gobierno como órgano que dirige la Administración y ejerce la potestad reglamentaria. La regulación del régimen jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común constituye una pieza clave en las relaciones de la Administración con los ciudadanos y en la satisfacción de los intereses generales a los que la administración debe servir por mandato constitucional. La Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas deja bien claro que  “Los titulares de las unidades administrativas y el personal al servicio de las Administraciones Públicas que tuvieran a su cargo la resolución o el despacho de los asuntos, serán responsables directos de su tramitación y adoptarán todas las medidas oportunas para remover los obstáculos que impidan, dificulten o retrasen el ejercicio pleno de los derechos de los interesados o el respeto de sus intereses legítimos, disponiendo lo necesario para evitar y eliminar toda anormalidad en la tramitación de procedimientos”. Entonces, si esto lo dice la ley ¿dónde está la celeridad?

Los ciudadanos tienen derecho a ser tratados con respeto y deferencia por las autoridades y funcionarios, que habrán de facilitarles el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus obligaciones. Y uno de esos derechos es la celeridad de la Administración. Y da igual que quienes soliciten la Nacionalidad Española sean extranjeros; son ciudadanos como cualquier ciudadano que cumplen con sus deberes y obligaciones. El propósito de rapidez no siempre se hace realidad. Por este motivo, se tiende en las modernas legislaciones, a establecer un procedimiento abreviado o de urgencia para reconocer el derecho a indemnización por los particulares de determinadas lesiones causadas por el funcionamiento de los servicios públicos.

¿Qué significa el principio de celeridad? Pues es un principio informador de toda la actuación administrativa, que habilita a la Administración para adoptar cuantas medidas repercutan en la rapidez, eficacia y economía de sus servicios. Manifestaciones concretas del mismo son:

• Se acordarán en un sólo acto todos los trámites que, por su naturaleza, admitan una impulsión simultánea y no sea obligatorio su cumplimiento sucesivo”. Al solicitar los trámites que deban ser cumplidos por otros órganos, deberá consignarse en la comunicación cursada el plazo legal establecido al efecto

•“Las cuestiones incidentales que se susciten en el procedimiento, incluso las de nulidad de actuaciones, no suspenderán la tramitación del procedimiento, salvo la recusación”.

• Los trámites que deban cumplir los interesados, deberán realizarse en el plazo de diez días a partir de la notificación. La Administración cuando considere que alguno de los actos de los administrados no reúne los requisitos necesarios, concederá el mismo plazo de diez días para cumplimentarlos. En el caso de que los interesados no cumplan lo dispuesto anteriormente, se les podrá declarar decaídos en su derecho al trámite; sin embargo, se admitirán sus actuaciones y producirán efectos legales, si se produjeran antes o en el día que se notifique la resolución en la que se tenga por transcurrido el plazo.

En Legalteam denunciamos explícitamente la extrema lentitud de la DGRN sobre el nuevo procedimiento de Nacionalidad Española por Residencia y somos del criterio que podemos recurrir ante los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo por la inactividad de la Administración.

Obligan al ciudadano, sí, al ciudadano porque los extranjeros no son ciudadanos de segunda, son ciudadanos; y punto; a interponer costosos recursos de reposición (ante la DGRN) o Contenciosos (ante la Audiencia Nacional). Y además de costosos, largos  y lentos procedimientos. ¿Por qué? ¿Por qué?

Basta, basta ya de tanta tomadura de pelo. Basta ya!

 

¿Quiere usted contactar con Legalteam?

Legalteam está ubicado en el distrito financiero y comercial de Barcelona, en pleno centro de la ciudad. Muy próximo al Paseo de Gracia y Plaza de Catalunya. Exactamente en la esquina de Gran Vía con Paseo de Gracia; donde se encuentra el paso peatonal más concurrido de España.

Gran Vía de les Corts Catalanes 636, Primero Segunda 08007 Barcelona (Gran Vía esquina Paseo de Gracia)

Teléfonos: +34 935 397 731 | +34 648 861 893 | +34 696 824 146

Para más información escríbanos a: info@legalteam.es

Artículos relacionados:

Recomendados

Otros artículos:

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

3 Respuestas

  1. Apj dice:

    Hola, yo presenté la documentación de la nacionalidad por via telematica , son casi 200€ mas otros gasto en documentos de mi consulado que cobran un montón de dinero soy de bolivia fecha 02/09/2016 y asta la fecha nada , y esto me perjudica porque quiero comprarme piso y aunque no aygan normas para no financiación a los que tenemos targeta de residencia, no me financian por no tener el dni

  2. Odi dice:

    Yo presente nacionalidad por casamiento con español en 2014 por mal trabajo aun no me ha llegado solo el número de dependiente, y que se encuentra en espera de los estudios preceptivos, fui sl regustro y me dicen que vata a finakes de septiembre pero las veces que voy ,que tengi que esperar mas ,esto es una manipulacii y burocracia en in tramite ,adenas que en el 2008 solicite por ser descendiente de españoles y me la negaron por dice no cumplir con la ley de memoria histórica y mis hermanos residentes en Cuba, hijos que somos del mismo padre y madre la optaron y yo viviendo aquí la negaron, basta de tanta burocracia con los papeles .me uno a la plataforma

  3. Danae dice:

    Mi abuela nació en Cuba de madre vasca y padre de trians, Galicia y por desgracia murió antes que su padre . La pregunta es : si nació antes de que en 1955 se naturalizaron, a ella se le puede reconocer cómo española aunque ya no existe. Mi bisabuela vino a los 16 años porque quedó huerfana y la mandaron de empleada doméstica para salvarla de lo que estaba ocurriendo en giguzcoa. Si alguien me pudiera ayudar Díos ponga su mano

Responder a Odi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *