No se tiene en cuenta la situación nacional de empleo ni se limita el ámbito de actividad ni el el geográfico para los estudiantes que modifiquen su estancia después de tres años en España

Estudiantes extranjeros en España
Estudiantes extranjeros en España

El extranjero titular de una autorización de estancia por estudios que cuente con una oferta de trabajo, podrá obtener, una autorización de residencia y trabajo cuando cumpla los siguientes requisitos:

  • Haber permanecido en España durante al menos tres años en la situación de estancia por estudios
  • Haber realizado los estudios o el trabajo de investigación con aprovechamiento
  • No ha sido becado o subvencionado por organismos públicos o privados dentro de programas de cooperación o de desarrollo del país de origen

La solicitud se presentará por el empresario

Sin embargo, y ante las dudas de algunos de los seguidores de Legalteam nos vemos en la obligación de reiterar que a  dicha solicitud no se le aplica la situación nacional de empleo, por lo que no habrá que tener en cuenta el Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura y que se concederá una autorización inicial, pero sin limitación al ámbito geográfico o sector de actividad.

Dicho esto,

Si tienes 3 años en España con Tarjeta de Estudiante y modificas a un Permiso de Residencia y Trabajo por cuenta ajena debes saber que NO se ajusta a Derecho el que te limiten el sector de actividad ni el ámbito geográfico. Es cierto que esta Tarjeta se considera una inicial pero el art. 62 del Reglamento deja bien claro que “salvo en los casos en los que no resulte aplicable el requisito de que la situación nacional de empleo permita la contratación del trabajador, la autorización inicial se limitará a un ámbito geográfico provincial y a una ocupación”.

Y es aquí donde radica “el truco” o “la letra pequeña”. Es que para este tipo de modificación no se tiene en cuenta la situación nacional de empleo. Si te limitaran entonces el ámbito geográfico o el sector de actividad, recurre.

Si ciertamente la tarjeta de estudiante computa para la Larga Duración UE, no computa para la solicitud u obtención de la Nacionalidad Española porque el supuesto de Nacionalidad habla de “residencia” y no de “estancia”. No olvidemos que las tarjetas de estudiante suponen “estancia” pero no “residencia”.

Si tienes una Tarjeta de Estancia por estudios y quieres modificarla a un Permiso de Residencia y Trabajo antes de los 3 años de estar en España estarás obligado a buscar un visado a tu país de origen. Si llevas más de 3 años no necesitas ir en busca del visado. En cualquiera de los casos el sujeto legitimado para la presentación de la solicitud es el empresario o empleador; no tú.

Cuidado si vas a solicitar la Nacionalidad española: la Tarjeta de estudiante no computa para la Nacionalidad Española

Si ciertamente la tarjeta de estudiante computa para la Larga Duración UE, no computa para la solicitud u obtención de la Nacionalidad Española porque el supuesto de Nacionalidad habla de “residencia” y no de “estancia”. No olvidemos que las tarjetas de estudiante suponen “estancia” pero no “residencia”.

El artículo 22.1 del Código Civil establece que, para la concesión de la nacionalidad por residencia se requiere que ésta haya durado diez años. Serán suficientes cinco años para los que hayan obtenido la condición de refugiado y dos años cuando se trate de nacionales de origen de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal o de sefardíes. El artículo 22.3 añade que en todos los casos, la residencia habrá de ser legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición.

La Ley 4/2000, de 11 de enero, de derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, da un tratamiento claramente distinto a las situaciones de estancia y residencia que regula en los artículos 30 y 30bis, respectivamente. Así, el artículo 30 define la situación de estancia como “permanencia en territorio español por un periodo de tiempo no superior a 90 días, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 33 para la admisión a efectos de estudios, intercambio de alumnos, prácticas no laborables o servicios de voluntariado, mientras que el artículo 30bis establece que son residentes los extranjeros que se encuentren en España y sean titulares de una autorización para residir, sea esta temporal o de larga duración. Finalmente, al regular el régimen de admisión a efectos de estudios, intercambio de alumnos, prácticas no laborales o servicios de voluntariado, el artículo 33 establece claramente que podrá ser autorizado, en régimen de estancia, el extranjero que tenga como fin único o principal cursar o ampliar estudios, realizar actividades de investigación o formación, sin perjuicio del régimen especial de los investigadores regulado en el artículo 38 bis, participar en programas de intercambio de alumnos en cualesquiera centros docentes o científicos, públicos o privados, oficialmente reconocidos, realizar prácticas o realizar servicios de voluntariado.

A la vista de estas disposiciones se concluye que la estancia en España amparada en una autorización de estancia para cursar estudios no puede considerarse residencia legal a efectos de cumplir el requisito de “residencia legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición” previsto en el artículo 22.3 del Código Civil, ya que, al regular las situaciones de los extranjeros en España, la Ley Orgánica 4/2000 distingue entre estancias y residencia y contempla un régimen especial para los estudiantes que se caracteriza por el hecho de que el fin único o principal es cursar o ampliar estudios o realizar trabajos de investigación o formación en centros docentes españoles, incidiendo también el desarrollo reglamentario (artículos 28 y 37 del Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000) en encajar la permanencia en España de los estudiantes o investigadores y sus familiares en la situación legal de las estancias y no de las residencias. Por ello la tarjeta de estudiante no constituye residencia en el sentido legal a los efectos de la adquisición de la nacionalidad en el sentido del artículo 22.3 del Código Civil, ya que la simple estancia no es suficiente y ello resulta lógico si se considera que el estudiante sigue teniendo el domicilio, entendido como el centro de relaciones familiares, económicas y profesionales, en su país de origen y la estancia de estudios es precisamente la realización de estos sin otra pretensión de integración en el país en el que se realizan, ni cambio de domicilio. En este sentido se pronuncian numerosas sentencias, tanto de la Audiencia Nacional (Sección 3ª: 13/10/2005, 16/02/2006 o 12/12/2008) como del Tribunal Supremo (Sala Tercera, Sección Sexta, 04/12/2009).

Por lo tanto, la Dirección General de Registros y del Notariado no puede, dada la legislación de esta materia, equiparar los periodos de estancia por estudios a las autorizaciones de residencia a los  efectos del cómputo del requisito de residencia legal para la concesión de la nacionalidad por residencia.

Más información sobre Nacionalidad aquí

Si usted tuviera dudas sobre este tema puede contactar con Legalteam:

Gran Vía 636, Principal 1º A
Barcelona
935397731, 648861893 y 696824146

Mail: info@legalteam.es

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>