Nuevas instrucciones sobre la Recuperación de la Tarjeta de Larga Duración

Normativa aplicable

El artículo 159 del Real Decreto 557/2011, de 20 de abril, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, tras su reforma por Ley Orgánica 2/2009 (en adelante, Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000) establece el siguiente procedimiento para la recuperación de una autorización de residencia de larga duración.

“Artículo 159. Procedimiento.

1.            La solicitud de recuperación de la titularidad de la autorización de residencia de larga duración será presentada por el extranjero, personalmente y en el modelo oficialmente   establecido.

2.            La solicitud, dirigida a la Oficina de Extranjería de la provincia en la que desee fijar su residencia, podrá ser presentada ante la propia Oficina de Extranjería o ante la Misión diplomática u Oficina consular española en cuya demarcación resida.

En caso de presentación dentro de España, y a los efectos de la entrada en territorio español, será de aplicación lo dispuesto en los artículos 4 a 14 de este Reglamento.

En caso de presentación fuera de España, la entrada del extranjero en territorio español se producirá como titular de una autorización de residencia de larga duración, una vez estimada, en su caso, la recuperación de dicha condición. A dichos efectos, la misión diplomática u oficina consular competente, previa solicitud del mismo por el interesado, emitirá un visado de residencia a su favor, para cuya obtención serán exclusivos requisitos que al solicitante se le haya reconocido la recuperación de la titularidad de una autorización de residencia de larga duración y el abono de la tasa por tramitación del procedimiento de   visado.

3.            A la solicitud de recuperación de la condición de residente de larga duración deberá acompañarse la siguiente documentación:

  1. Pasaporte ordinario o título de viaje, reconocido como válido en España, con una vigencia mínima de cuatro meses.
  2. Certificado de antecedentes penales expedido por las autoridades del país de origen o del país o países en que haya residido durante los últimos cinco años, en el que no debe constar condenas por delitos previstos en el ordenamiento español.
  3. Certificado médico con el fin de acreditar que no padece ninguna de las enfermedades susceptibles de cuarentena previstas en el Reglamento sanitario   internacional.
  1. Recibida la solicitud, el órgano competente la registrará, dejando constancia inmediata de su presentación, y la introducirá en la aplicación correspondiente, de tal manera que permita que los órganos competentes para resolver puedan tener conocimiento de la solicitud en tiempo real.
  • Admitida a trámite la solicitud, se procederá a la instrucción del procedimiento y a su inmediata tramitación y se recabará de oficio el informe del Registro Central de Penados, así como los de los servicios competentes de la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil.

Este último informe hará expresa mención a si el extranjero ha cumplido sus obligaciones en cuanto al compromiso de no regreso a España durante tres años. No se entenderá incumplido el compromiso en caso de entradas en España a efectos de estancia de duración no superior a noventa días, salvo en supuestos de permanencia irregular una vez finalizado dicho periodo o, en su caso, la vigencia de las prórrogas de estancia que se hubieran podido conceder.

  • El órgano competente, a la vista de la documentación presentada y de los informes obtenidos, resolverá de forma motivada en el plazo de tres meses desde la presentación de la solicitud, atendiendo a los requisitos previstos en este artículo.

Se entenderá que la resolución es favorable si la Administración no hubiera resuelto expresamente en  plazo.

  • En el caso de que la resolución fuera favorable, el extranjero deberá solicitar la Tarjeta de Identidad de Extranjero, personalmente y ante la Oficina de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes, en el plazo de un mes desde la notificación de su concesión o, en su caso, desde la fecha de su entrada legal en territorio español. La tarjeta tendrá una validez de cinco años”.

Como se desprende de su segundo apartado, se ha articulado normativamente un procedimiento diferenciado en función de si la solicitud de recuperación se presenta dentro o fuera de España.

Con el fin de dotar claridad a dicho procedimiento, se adoptó el criterio de gestión 5/2017 que, en la redacción a la que alude la oficina de extranjería de Barcelona, plantea, en el caso de que la solicitud se presente en España y la autorización no se encontrase extinguida lo siguiente: “la oficina de extranjería deberá proceder a la extinción de la misma, siendo necesario que regrese a su país de origen o residencia para solicitar la recuperación de la autorización de residencia de larga duración y el correspondiente visado de residencia para entrar en España”.

Esta exigencia de salida de España va más allá de lo previsto en la normativa de extranjería y en atención a lo planteado por el Defensor del Pueblo en este expediente no es necesaria.

Conclusión

De lo afirmado anteriormente se deduce que el criterio de gestión 5/2017 relativo a la recuperación de la residencia de larga duración o residencia de larga duración UE debe ser modificado puesto que está dificultando, en la práctica, las previsiones de recuperación de residencia de larga    duración de conformidad con lo dispuesto en la normativa de extranjería. Como consecuencia, para la recuperación de una residencia de larga duración se exigirá:

  • que la entrada sea conforme al Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000
  • y que la autorización de larga duración cuya recuperación se solicita esté previamente extinguida- si no estuviese extinguida – se procederá previamente a la extinción de su autorización de residencia y  a continuación se resolverá sobre la solicitud de recuperación de residencia solicitada, notificándose en una misma resolución, sin que sea necesaria su salida de España y solicitud de un visado de residencia. No estaría irregular en ningún momento porque la fecha de extinción y solicitud sería la misma.

Esta información será trasladada a todas las oficinas de extranjería para que adecúen sus actuaciones a este criterio.

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *