Preocupante: una sentencia del Tribunal Supremo señala que los requisitos para la reagrupación se aplican también a los españoles

supremo

Con preocupación hemos conocido que los requisitos para solicitar la reagrupación familiar que contiene el Real Decreto 240/2007 sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la UE también son aplicables a los ciudadanos con nacionalidad española. Así lo determina el Tribunal Supremo (TS), en una sentencia del pasado 18 de julio de 2017, en la que revoca la concesión de la solicitud presentada por una ciudadana cubana con nacionalidad española.

La resolución da la razón al recurso de casación presentado por la Abogacía del Estado contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Cantabria y determina que “el artículo 7 del Real Decreto 240/2007 es aplicable a la reagrupación de familiares no comunitarios de ciudadanos españoles”. El mencionado precepto contiene los requisitos para su concesión.

El texto, del que ha sido ponente la magistrada Huerta Garicano recuerda que, aunque inicialmente el ámbito de aplicación del Real Decreto 240/2007 eran los ciudadanos de la UE que se trasladaban a España, el TS lo amplió también a los españoles que residían en el territorio nacional en su sentencia del 1 de junio de 2010.

“Al español, es cierto, no se le podrá limitar su derecho fundamental a circular libremente en el territorio español, pero esto no obsta para que cuando pretenda reagrupar familiares extranjeros quede sometido a requisitos o condiciones, en este caso, los mismos que al resto de los ciudadanos europeos”, advierte el texto.

Los requisitos, además de la nacionalidad española del reagrupante, son que el solicitante sea trabajador por cuenta propia o ajena; que disponga de recursos suficientes; o que cuente con seguro de enfermedad público o privado.

La sentencia concluye que las limitaciones a la reagrupación de familiares extranjeros de ciudadanos españoles no vulnera el derecho a la intimidad familiar del artículo 18.1 de la Constitución.

Sin ingresos

En el litigio, la Juzgado de Primera Instancia concedió la solicitud de reagrupación al entender que el artículo 7 era de aplicación al español que ejerciendo su derecho de libre circulación y residencia, se traslada a otro Estado europeo y regresaba con su familia extracomunitaria en posesión de la tarjeta de residencia europea del Estado de acogida.

La ciudadana había recurrido la resolución administrativa que, entre otras razones, basaba su rechazo a la solicitud por el hecho de que ni ella ni su pareja -estaban inscritos como pareja de hecho- tenían ingresos propios, más allá de un subsidio de 426 euros.

En el marco del nuevo recurso de casación, el Supremo admite la impugnación contra la sentencia del TSJ y confirma la decisión de la Delegación del Gobierno.

Podéis acceder al texto completo de la sentencia aquí: sentencia del Supremo medios económico régimen comunitario

Recordad, si quieres contactar con nosotros:
✔️En Barcelona: Gran Via de les Corts Catalanes 636, Pral. 1ª A 08007 Barcelona (Gran Vía esquina Paseo de Gracia). Teléfonos: 935 397 731 o 648 861 893, 696 824 146. Mail: secretaria@legalteam.es
✔️En Madrid: Plaza de Castilla nº 3, Piso 7, Puerta C2.28046 Madrid. Teléfono: 918 27 22 22

 

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

6 Respuestas

  1. Jeremy B. dice:

    Pues hasta cierto punto me parece lógico y razonable

  2. Jeremy B. dice:

    Gracias por sus noticias

  3. Antonio. dice:

    La sentencia 1.295, 18 de julio de 2017, es muy discutible aún y precisamente por ser el Tribunal Supremo, el órgano superior del sistema jurídico español. No podemos pasar por alto que la doctrina, que surgió de la sentencia de 1/6/2010, y que modificó el RD 240/2007,

  4. Clemente dice:

    La libertad de circulación en la Unión Europea, según la DIRECTIVA, se ejercue cuando un ciudadano de la UE se traslada de forma real y efectiva a otro país de la UE disteinto del de su nacionalidadd. También tienes derecho a los beneficios de la DIRECTIVA, cuando regersas a tu pa’si de nacionalidada después de haber residio en otro país de la UE.

    1.-Que el nacional comunitario, del EEE o suizo, se encuentre ejercitando una de las libertades que le confiere la movilidad por el territorio de los Estados miembros. La situación del nacional comunitario que no ejerce su derecho a la libre circulación de personas, no está regulada por el Derecho comunitario y es, por tanto, competencia de los respectivos Derechos nacionales.

    EJEMPLO.- Española casada con nacional cubano. Deciden cambiar su residencia a Francia. La libertad de circulación la tiene ella de manera originaria y su marido, nacional cubano, tiene esa posibilidad de manera derivada y en tanto su mujer está ejerciéndo su derecho de circulación en las mismas condiciones que ésta.

    EJEMPLO.– Española que se casa con un nacional cubano, y ambos residen en España. Ella no está ejerciéndo la libertad de circulación, sino que está en su país de origen, por lo que se aplicará la normativa que España tenga para sus nacionales, sin estar sujeto a lo que dice Europa. Es decir, se da la situación que España podría restringir los requisitos exigidos a los familiares de los españoles respecto a los exigidos para los familiares de nacionales comunitarios, ya que los primeros están sujetos a normas españolas en tanto no están ejerciéndo su libertad de circulación. Esto puede ocurrir igualmente en Francia, Alemania, Bélgica… respecto a sus nacionale.

    No obstante, y en uso de esta competencia, el Gobierno español ha incluido a todos los familiares de españoles nacionales de terceros Estados en el marco normativo del RD 240/2007, es decir, se les trata como a familiares de nacinales comunitarios que están en España ejerciéndo su libertad de circulación.

    2.-Que exista un vínculo familiar concreto ( asecendiente, descendiente, cónyuge y/o pareja registrada) (Art. 2 del RD 240/2007) y que el nacional de tercer Estado acompañe o se reúnan con el nacional comunitario. No vale, por lo tanto, si el nacional de tercer Estado se desplaza sólo, quedando el nacional comunitario en otro país.

    EJEMPLO: De manera general, y sabiéndo que hay excepciones y estar al caso concreto,no entra dentro de la situación que planteamos el que la mujer, nacional marroquí, de un español, se vaya sóla a trabajar a Francia y su marido se quede en España.

    Para finalizar, y como ya se había apuntado, la libre circulación de personas, tanto de nacionales comunitarios como de sus familiares puede ser objeto de ciertas restricciones, si están justificadas por razones de orden público, seguridad o salud pública.

  5. Clemente dice:

    La transposicin espanola en su RD 240/20027 no es correcta porque trata como “beneficiarios” de la Directiva a los ciudadanos espanoles que nunca han ejercido su derecho de libre circulación y residencia en otro país de la UE’ , es decir, a los que siempre han vivido y trabajado en Espana.

  6. Clemente dice:

    Rectifico: RD 240/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>