¿Proceso Extraordinario de Regularización? El Congreso español hoy lo ha debatido

La Diputada Ana Surra, hace apenas unos días junto al director de Legalteam, Guilllermo Morales Catá
La Diputada Ana Surra, hace apenas unos días junto al director de Legalteam, Guilllermo Morales Catá

Trancribimos el discurso de la Diputada Ana Surra en el Congreso de los Diputados hace apenas unos minutos.

“Desde los mismos orígenes del hombre, grupos de población se han desplazado de un lugar a otro en busca de más alimentos, mejores tierras o un clima más benigno.

Con frecuencia, los movimientos migratorios se han producido también como resultado de persecuciones y guerras.

Hoy, la primera causa de la inmigración hacia Europa es el expolio permanente de recursos naturales que dejan en la miseria y en la guerra a los países originarios de los inmigrantes por parte de los capitales europeos.

Paradójicamente los recursos naturales viajan en barcos de 5 estrellas, mientras que los inmigrantes dueños “originarios” de los mismos se tienen que desplazar en tristes pateras.

Los flujos migratorios en el mundo actual son muy intensos, y responden a dos causas fundamentales: económicas o políticas y se dirigen hacia los países que necesitan mano de obra.

Hay previsiones de la OIT que señalan que hasta por lo menos el año 2050 los países europeos necesitarán mano de obra inmigrante.

No fue por casualidad que los países miembros de la ONU, se hayan reunido hace pocos días para intentar gestionar los flujos migratorios de forma integral y a escala internacional.

Tampoco fue casual que la mayoría de esos países, más de 150,  hayan aprobado un Pacto Mundial para la Migración, el primer acuerdo de este tipo y celebro que España haya sido uno de ellos.

España, en lugar de tener una política de Estado frente a las migraciones, ha optado, en los últimos años por la Ley de Extranjería y en lugar de favorecerse con la inmigración como estado, hace que los beneficios se los lleven los patrones y el gran capital.

La precariedad laboral que esta ley consigue y que fomenta la economía sumergida, lleva incluso a la baja salarial de los demás trabajadores.

Es evidente que la disponibilidad de trabajadores indocumentados dispuestos a trabajar casi a cualquier precio (para poder sobrevivir y para poder conseguir un empleador que les haga un contrato de trabajo que facilite la obtención del permiso de residencia), tiene efectos negativos sobre el sueldo de algunos sectores de la población, sobre todo en aquellos que se caracterizan por realizar una mayor cantidad de tareas manuales.

Además de tener menos cotizantes a la Seguridad Social incluso para poder financiar las pensiones y poder asegurar el aumento equiparado permanentemente con el IPC.

Quitémosnos la venda de los ojos. Aceptemos la realidad. Pongamos los puntos sobre las íes y tengamos un debate abierto, sin hipocresías. No son los inmigrantes los que hacen que los sueldos sean precarios. No son los inmigrantes los que quitan empleo a los españoles. Es una Ley de Extranjería diseñada para el capital, para la empresa, para el patrón sin escrúpulos.

Una Ley de Extranjería que no está diseñada para organizar los flujos migratorios ni tampoco para solucionar una realidad social de ahora y de futuro. Una Ley de Extranjería que no tiene en cuenta el hoy y el mañana. Una Ley de Extranjería que lejos de solucionar problemas los crea y que sirve como catalizador de la criminalización de la inmigración por parte de los medios de comunicación.

La campaña mediática y los rumores falsos hacen el resto para que se crea EQUIVOCADAMENTE que por culpa de la inmigración hay menos puestos de trabajo, que los inmigrantes se llevan todas las ayudas sociales, que van a invadir el país o que le harán cambiar de identidad, o que se hará un efecto llamada, si se legislan las medidas necesarias y contrarias a esta ley de extranjería inhumana.

Campañas mediáticas y falsos rumores que siembran el miedo, el pánico. Y ese discurso; el discurso del miedo que dista de la realidad; cala en la masa lobotomizada que ciega da alas a las derechas más reaccionarias. El miedo compra votos.

La extrema derecha utiliza estas campañas racistas para crecer en Europa y en España porque los demócratas no han sabido responder con la verdad frente al tema de la inmigración. Porque los demócratas no han sabido gestionar los flujos migratorios sin remilgos, sin ataduras, sin compasión; sin tener en cuenta que la inmigración no es problema sino una necesidad.

Es más fácil instrumentar una campaña mediática presentando al inmigrante (al diferente) como causante de todos los males de la humanidad, para se evite (evitar) buscar a los verdaderos culpables de los recortes, de la falta de trabajo, de la falta de viviendas, de la falta de ayudas sociales, etc. etc. y así crear una “opinión pública” desfavorable al fenómeno de la inmigración y también hacia las propias personas migrantes.

El enemigo no viene en patera. El enemigo está dentro. En el capital, en los que difunden el discurso del miedo. En los corruptos. En una Ley de Extranjería diseñada para dividir y para lobotomizar. En una Ley de Extranjería que no está al servicio de la realidad social.

Y no nos hagamos trampas al solitario: en Andalucía, concretamente en El Ejido, con 32% de inmigración que es la mano de obra barata de la zona, ganó la ultraderecha por su campaña racista no por hablar de Catalunya. (Porque de los problemas CON  Catalunya hablaban todos).

En el resto de Europa la extrema derecha no habla de Catalunya sino de la inmigración, para ganar el voto de los desinformados.

 

Pero yo hoy, me voy a referir a la situación de la inmigración que ya está aquí, desde hace mucho tiempo, y que se va a quedar. Porque no nos engañemos: ni se va a marchar ni podemos dejarlos marchar. Por dignidad y vergüenza no podemos echarles. Y tampoco podemos hacerlos porque necesitamos a los inmigrantes.

Hombres, mujeres y niños que ya forman parte de nuestra ciudadanía, pero que no han podido solucionar su situación administrativa, y esta dificultad imposibilita su completa inclusión social, laboral, educativa e incluso política. No sigamos creando problemas; solucionémoslos. Integremos. Pensemos en futuro. Aceptemos de una vez y por todas que la inmigración NO es un problema; es una necesidad.

Es una necesidad para más de 400.000 extranjeros que hoy se encuentran en España y que llevan años sin papeles.

Hace mucho ya que dejaron de ser inmigrantes.

Si nos atenemos a la etimología de la palabra fueron, son y seguirán siendo inmigrantes.

Pero. ¿Cómo podemos llamar inmigrantes a quienes ya llevan años y años arraigados en España y pagando impuestos como los que ya tienen papeles o son españoles?

España ha vuelto a registrar un máximo histórico de envejecimiento que en 2017 alcanza el 120 por ciento:

se contabilizan 120 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16 años, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística. Ahí están los datos, las cifras que hablan por sí solas. España acaba de registrar la cifra de nacimientos más baja desde 1941.

Para asegurar las pensiones se necesita asegurar la ocupación, la estabilidad del crecimiento de la ocupación, la calidad de esta ocupación, pero fundamentalmente hay que hacer frente a una restitución de urgencia de fondo de las pensiones.

Sólo a título de ejemplo, y para beneficio de todos, lo que supondría una modificación temporal de un precepto de la normativa de extranjería.

Las personas que puedan optar a una autorización de trabajo, por vía excepcional de arraigo social, tienen que acreditar 3 años de permanencia continuada (padrón), un contrato laboral de un año y un informe que acredite arraigo.

En Catalunya, en los últimos 3 años (2015 a 2017), por esta vía obtuvieron permiso de trabajo unas 20.000 personas. (Alrededor de 7000 por año).

 

Hemos calculado que: En un proceso excepcional y temporal donde se modifique la permanencia de 3 a 1 año y modificando el requisito de contrato de trabajo de un año a 3 meses, habría por lo menos 20.000 personas más en condiciones de regularizarse. (Calculando a la baja).

El efecto de esta regularización excepcional comportaría un mínimo de ingresos a las arcas de la Seguridad Social de 9 millones de euros y un mínimo de 20 millones de euros para las arcas de Hacienda.

 

Ante esta realidad que tenemos ahí, a la vuelta de la esquina, en una sociedad donde cada vez tenemos más ancianos y menos nacimientos ¿qué hacer?

Tenemos mano de obra joven, inmigrante, de gente que lleva aquí años y nunca ha conseguido sus papeles o de gente que los ha perdido como consecuencia de una restrictiva Ley de Extranjería. ¿Y podemos llamar a esa gente que lleva años aquí “inmigrantes”. Pues no, ya no son inmigrantes. Son “los papeles” o la no tenencia de ellos lo que les convierte en inmigrantes. ¿Inmigrantes? Pero si llevan años entre nosotros, con nosotros!

Gente que quiere trabajar y que no viene a “chupar del bote” como pretende la ultra derecha racista de Vox.

Es necesario, ya, formalizar (Proponer) un nuevo proceso extraordinario de regulación no sería nada nuevo ni para el PSOE, ni para el PP. No estoy proponiendo nada nuevo ni estoy invitando a Sus Señorías a hacer inventos o proponer fórmulas sin sentido.

Con el Partido Popular en 1996 se regularizaron por un Proceso Extraordinario de Regularización un total de 21.294 extranjeros.

En el año 2005 con el gobierno de Rodríguez Zapatero, más de 100 mil extranjeros obtuvieron sus papeles también por un proceso extraordinario de regularización.

Y en ese año 2005 se incrementó en un 4,8 % la tasa de ocupación, frente a un 4%  del 2004 y a un 3,9%  del 2003.

Los procesos extraordinarios de regularización se han convertido en salvavidas temporales y lejos de ocasionar problemas han solucionado muchos de ellos.

La inmigración es clave para el crecimiento demográfico y económico, ya que genera empleo para toda la población, según reflejan todos estos procesos realizados hasta ahora.

El gobierno Socialista tiene una gran oportunidad histórica. Y el futuro recompensará a quienes tomen esta decisión y a quienes se sumen a ella.

La propia secretaria de Estado que ustedes han vuelto a nombrar y que conoce muy bien el tema, y que estuvo al frente de la última regularización, sabe muy bien que es posible. Es decir, no hablo de experimentos ni propongo algo que no conozcan.

Ella misma ha indicado en declaraciones, que la política migratoria pasa también por recuperar y reforzar las políticas de integración que se aplicaron en el pasado para los que viven ya en España, y ha anunciado la demanda para que se vuelva a activar el fondo para la integración y la acogida que permita a gobiernos autonómicos y ayuntamientos “favorecer la convivencia, evitar el rechazo y acallar las voces que incitan al miedo”.

Señorías. Ante el discurso del miedo y del odio; ante las VoXces que dividen y siembran el pánico, ante la ultraderecha que lobotomiza con mentiras, hablemos claro, digamos la verdad.

Es nuestra obligación solucionar un problema. Y podemos hacerlo. Y necesitamos que se haga; no para el beneficio de unos pocos sino para una sociedad que envejece y que necesita de la inmigración. Basta ya de difundir el discurso del miedo, el discurso del odio. Seamos sensatos.

No plantearnos hoy el hacer un Proceso Extraordinario de Regularización sería insensato, sería una irresponsabilidad política. Porque nos lo debemos, porque necesitamos gente que trabaje. Porque es nuestra obligación moral con esa gente que no es invisible. Porque están ahí fuera, fuera de este hemiciclo; porque están aquí, aquí dentro de este hemiciclo; en las casas de muchos de vosotros limpiando, ayudándonos con nuestros ancianos”.

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

4 Respuestas

  1. Gustavo dice:

    Hola .
    Resido en España desde el año 2005 y siempre he trabajado todo esos tiempos de un lado a otro en distintos sectores en la construccion y reformas del hogar .
    M i problema está en que no consigo un contrato para legalizarme e incluso tengo alquilado un piso con mi pasaporte.
    La regularización vendría muy biem

  2. Arianna dice:

    Hola seria una necesidad .para un extranjero sus papeles.mi hija tiene 25 años y no tiene papeles los perdió por no cotizar.ahora 3 años sin papeles en espera de alguien q le haga un contrato de trabajo..Y muchas ganas de trabajar porq es joven.ojo está estudiando

  3. Haydee dice:

    Está perfecto ese discurso yo, como muchos otros, deseo trabajar legalmente, aportar a esta sociedad, tengo estudios universitario q no logró homologar por no lograr empleo. No deseo vivir de ayudas. EL TRABAJO ENNOBLECE AL HOMBRE. TENGO UN EXPEDIENTE DE SOLICITUD DE NACIONALIDAD POR RESIDENCIA DESDE 2015, se solucionan años posteriores y el mío sin resolución, cosa que afecta q me presente a oposiciones. He creado una familia aquí y ya dudamos de continuar en este país. No aprovechan a personal con estudios y permiten emplearlas por políticas diplomáticas. Otros países con menos desarrollo si los aprovechan.
    ¿realmente en este país quieren aumentar población e ingresos al arca del estado?

  4. Fawzi dice:

    Vivo en espana Desde 1998 y tenia tres permanentes y Ahora estoy sin papeles por via administrativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>