¿Sabes cuáles son tus derechos si trabajas y tienes que tomar la baja por maternidad?

a
  • Los trabajadores que se convierten en padres desde el pasado 1 de enero ya disponen de cuatro semanas de permiso, intransferibles y no obligatorias, dos más que hasta ahora.

La Normativa en España le permite 16 semanas de descanso, en las que usted seguiría cobrando tu sueldo, si trabajas. Este tiempo de baja puede combinarse de varias formas y también podrás hacer combinaciones con tu pareja para compartir los cuidados a tu bebé. Insistimos, con carácter general, el subsidio por maternidad tendrá una duración de dieciséis semanas ininterrumpidas, que, en los casos de parto, adopción o acogimiento múltiples se ampliará en dos semanas por cada hijo o menor a partir del segundo. Asimismo, en el supuesto de discapacidad del hijo se ampliará la duración del subsidio en dos semanas adicionales y en los casos de hospitalización del neonato a continuación del parto podrá ampliarse hasta un máximo de trece semanas”. Ver información completa en: Real Decreto 295/2009, de 6 de marzo, por el que se regulan las prestaciones económicas del sistema de la Seguridad Social por maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural. Es decir, trabajes 20 o 40 horas, siempre tendrás derecho a la misma cantidad de semanas de baja maternal.

 

La ley establece una serie de opciones para tomar los días de permiso, pero en cualquiera de ellas, la madre tiene que tomar obligatoriamente las seis semanas después del parto. Con esta medida se intenta que la mamá se recupere físicamente tras dar a luz.

 

Las diez semanas que quedan después de las seis que tiene que tomarse la mamá obligatoriamente se pueden distribuir de varias formas:

Las puedes tomar antes o después de tener a tu bebé.

 

Puede tomarlas tu pareja, en vez de hacerlo tú, si así lo decidís.

Podéis cogerlas los dos al mismo tiempo.

Es posible dividirlas entre los dos.

 

Una opción que también ofrece la ley y que les resulta conveniente a muchas mujeres es tomar la baja a tiempo parcial. Es decir, después de las seis semanas obligatorias a tiempo completo, si quieres puedes comenzar a trabajar a tiempo parcial durante 20 semanas, convirtiendo las 10 semanas a tiempo completo en 20, trabajando la mitad de la jornada.

 

En caso de que tu bebé sea prematuro podrás retrasar el momento en el que te tomas las 10 semanas a cuando a tu hijo le den el alta en el hospital, y este periodo también podrá tomarlo tu pareja o tú, según lo decidáis. Otra opción que ofrece la ley para el nacimiento de niños prematuros es utilizar el permiso completo de 16 semanas, y si el bebé continúa todavía en el hospital, tomar otras 13, hasta un máximo de 29 semanas.

Durante tu baja, o la de tu pareja, cobrarás el 100 por cien de lo que se conoce como la “base reguladora”. Esta es una cantidad que se obtiene al dividir tu sueldo, antes de que te retengan los impuestos, entre 30 días. Esa cantidad diaria es la que cobrarás por cada día que estés de baja maternal. El cómputo se hace utilizando la nómina que tuviste en el mes anterior al parto o al inicio de tu baja.

 

Algo que debes tener en cuenta es que la Seguridad Social no te retiene los impuestos habituales durante el periodo de baja maternal. Por eso, aunque cobres más durante la baja, acuérdate de que ese dinero lo tendrás que pagar después en la declaración de la renta anual. Si quieres, puedes pedir que sí que te cobren esos impuestos durante el periodo de baja.

Para que te paguen durante este periodo tienes que estar dada de alta en la Seguridad Social, o estar en paro, pero habiéndote registrado oficialmente. Además, tienes que haber estado cotizando a la Seguridad Social durante al menos 180 días en los siete años anteriores a cuando des a luz o te tomes tu baja, o bien, haber cotizado al menos 360 días a lo largo de tu vida laboral.

 

Este periodo mínimo de cotización varía según la edad de la mamá. Por ejemplo, a los menores de 21 años no se les exige periodo mínimo de cotización, porque puede que no hayan iniciado su vida laboral. Entre los 21 y los 26 años tendrás que haber cotizado 90 días en los siete años previos a la fecha de tu parto, o al inicio del descanso, o bien, haber cotizado al menos 180 días a lo largo de toda tu vida laboral.

 

¿Cómo se solicita la baja por maternidad?

 

Para iniciar todo el papeleo de tu baja por maternidad lo primero es acudir a tu médico de la seguridad social. Este es el médico que tienes asignado, o que has elegido, en tu centro de salud más próximo.

 

El médico te dará un papel que se conoce como el “informe de maternidad”, se quedará él una copia y entregará otra al Servicio Público de Salud. Cuando te haga el informe tendrás que llevar tu documentación personal (DNI, pasaporte) y si es una adopción o acogida, los documentos que lo demuestren.

 

 

El original del informe que te entregue el médico es lo que presentarás a tu empresa, que completará los datos que le corresponden y te lo devolverá.

 

Por otra parte tendrás también que rellenar el impreso oficial de “Solicitud de maternidad, adopción o acogimiento”, aunque este documento también puedes hacerlo en un papel normal, sin que sea un modelo oficial. Pero si quieres puedes descargarte el modelo oficial de solicitud de la baja por maternidad

 

Una vez que tengas el Informe de maternidad rellenado por tu empresa y la Solicitud de maternidad, hay que ir a una oficina de la Seguridad Social para entregar toda esta documentación.

 

En la Web del Ministerio de Trabajo e Inmigración tienes un esquema de todo el papeleo y los pasos para solicitar la baja por maternidad.

 

Si quieres que te atienda un ginecólogo privado, puedes pedirle que te haga un informe sobre tu embarazo para dárselo al médico de tu centro de salud, para facilitar las cosas. Sin embargo, el único que puede hacer el informe oficial es el médico de tu centro de salud de la Seguridad Social.

 

Contrario a lo que muchos piensan, persiste la obligación de cotizar por parte del empleador por nuestra empleada embarazada durante los meses que esté de baja (aunque esta baja sea causa de suspensión de la relación laboral mientras dura su descanso por maternidad, o su baja por riesgo durante el embarazo o lactancia). La Seguridad Social, tras la solicitud de la correspondiente prestación por parte de la empleada, se hace cargo del pago de las correspondientes prestaciones (salario durante la baja) a la empleada a través del INSS.

 Los trabajadores que se convierten en padres desde el pasado 1 de enero ya disponen de cuatro semanas de permiso, intransferibles y no obligatorias, dos más que hasta ahora.

Para hacer efectiva esta ampliación, el Ejecutivo no ha tenido que aprobar ninguna específica. La prórroga de los Presupuestos Generales del Estado de 2016 hace automática la entrada en vigor de este permiso por nacimiento de hijo, adopción o acogida que el Gobierno suspendió hasta el 1 de enero de 2017.

Hasta el momento, los padres han venido disfrutando de 15 días de descanso –13 días más 2 por el Estatuto de los Trabajadores– y desde el 1 de enero se amplía a 28 días.

QUÉ DICE LA LEY

Según establece la Ley para la Igualdad entre Mujeres y Hombres de 2007, este derecho se podrá disfrutar a jornada completa o parcial, es exclusivo de los padres trabajadores y, a diferencia del permiso de maternidad, no podrá ser cedido a la madre en ningún caso. Este derecho se amplía en dos días más por cada hijo a partir del segundo cuando se trate de parto, adopción o acogimiento múltiple.

Además, la normativa dispone que se podrá disfrutar inmediatamente después del nacimiento, simultanearlo con la madre durante la suspensión del contrato por maternidad o después de la baja maternal para alargar el cuidado del hijo por ambos progenitores.

Sobre esto último, fuentes del Ministerio de Empleo han indicado a Europa Press que únicamente van a poder acogerse los padres de niños nacidos desde el 1 de enero de 2017, es decir, que no tiene carácter retroactivo para aquellos cuyos bebés hayan nacido en los últimos meses de 2016.

La ampliación de dos a cuatro semanas del permiso paterno por nacimiento o adopción de un hijo está previsto en la Ley de Igualdad, que daba de margen hasta el 1 de enero de 2013 para ponerlo en funcionamiento con la intención de que fuese la primera piedra de cara a una progresiva equiparación de estas licencias, ya que las madres tenían hasta ahora 16 semanas y los padres solo

UNA SERIE DE INCUMPLIMIENTOS

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, promotor de esa Ley de Igualdad, se comprometió a poner en marcha la medida antes de que venciera el plazo, sin embargo, cuando llegó el momento de hacerlo, en el 2009, alegó que costaría al erario público 200 millones de euros que en aquel momento, no estaban disponibles, así que lo pospuso.

Cuando en el 2011 el Partido Popular ganó las elecciones, hizo lo mismo. Se comprometió a que la medida entraría en vigor el 1 de enero de 2013, el plazo límite que marcaba la Ley de Igualdad, sin embargo, llegado el momento, lo aplazó.

Ciudadanos incluyó la ampliación del permiso de paternidad entre las cláusulas del acuerdo que suscribió con el Partido Popular para apoyar la investidura de Mariano Rajoy, como parte de una iniciativa más ambiciosa que aspira a ampliar progresivamente la duración de estas licencias por nacimiento o adopción de un hijo.

 

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>