Sale del aeropuerto de Río de Janeiro (Brasil) un avión con más de 50 españoles deportados porque se encontraban trabajando allí “ilegales”.

expulsiones

Sale del aeropuerto de Río de Janeiro (Brasil) un avión con más de 50 españoles deportados porque se encontraban trabajando allí “ilegales”.

Desde Buenos Aires mañana saldrá otro vuelo con más de 100 españoles deportados por encontrarse “ilegales en aquel país”.

México, Colombia y Estados Unidos pretenden hacer lo mismo en los próximos días.

Por supuesto que no es cierta esta noticia. Es solo un llamado de atención. De haber sido verdad se hubiera tratado de uno de los bombazos informativos en España y en América Latina. No nos llamemos a engaños, hay miles de españoles que trabajan “sin papeles” hoy en América y en Dubái y en Estados Unidos y en medio mundo porque la crisis ha obligado a que muchos españoles intenten buscarse la vida en otros países. Pero todavía no tenemos noticia alguna de que uno solo de estos españoles sea “deportado” por cometer estas faltas administrativas. Todavía no escuchamos el término de “españoles ilegales”.

Ante de seguir leyendo esta reflexión nos gustaría pedirte un favor… Que vuelvas al espacio desde donde accediste a esta nota (www.facebook.com/milegalteam) y nos dejes tu opinión; porque de eso se trata: de debatir, de llamar la atención sobre un fenómeno tan complejo que genera pasiones encontradas y tantísimas veces, dolor.

Lo que sí es cierto, es que en España se fletan aviones para deportar a inmigrantes que se encuentran irregularmente en territorio español. Y lo que es también realmente triste, en España nos escandalizamos con el muro de Trump cuando aquí en nuestras narices tenemos una valla que hiere y mata.

Hablando de Trump, por cierto, aquí tienes la parte del diálogo que no publican los medios: “Spain is diferent, Donald; ya te lo dije, Spain is diferent”, le dijo Rajoy a Donald.

Nos gustaría dejar claro que este llamado a la reflexión no pretende convertirse en una tribuna para mensajes de odio, rabia y rencor; sino todo lo contrario. Se trataba de un texto que invitaba a la reflexión.

Somos un espacio abierto, de ideas, de opiniones. Un espacio donde todos podemos opinar, gente de izquierdas y de derechas. Las opiniones se pueden tambalear a la izquierda o tambalear a la derecha, pero no llegar a los extremos. Nos gustan las opiniones de rastas, religiosos, cristianos, testigos de Jehová, adventistas, católicos y por supuesto, santeros y babalawos. También gays, lesbianas, bisexuales, heterosexuales, y demás tendencias actuales. Nos gustan las opiniones de los judíos y musulmanes, de los que se tambalean, es decir, no extremistas. Admitimos a todo el que no profese o defienda ideología alguna que atente contra lo escrito y expuesto anteriormente. Esos no son bienvenidos.

Porque ustedes y nosotros, juntos, formamos ese gran equipo que es Legalteam; una ventana abierta al mundo! Y sí, porque no nos gusta que se juzgue a la sociedad española como una sociedad que desprecia al inmigrante.

Que España está en crisis, lo sabemos todos.
Que es difícil encontrar trabajo; también lo sabemos.
Que no nos gustan muchas de las políticas de este Gobierno; eso se sabe.
Que muchas veces los medios de comunicación y algunos políticos criminalizan a la inmigración; por supuesto que también lo sabemos.
Que existen actitudes racistas; eso tampoco es un secreto.
Que muchos inmigrantes lo hemos pasado mal y que muchos otros los están pasando también mal en este momento, ¿quién no lo sabe?
Pero no nos llamemos a engaño. Muchos de nosotros hemos abandonado nuestros países huyendo del hambre, de la falta de libertades, de tierras donde pensar diferente es un terrible pecado; donde las preferencias sexuales “no ajustadas a las normas” son hasta castigadas con la cárcel. Países donde el el acceso al agua o a un trozo de pan es algo reservado a “los elegidos”.
Hemos huído de Gobiernos totalitarios, dictatoriales; de países donde recibir asistencia médica es un lujo y hasta donde ser negro es un pecado.
Y hemos sido acogidos por una sociedad en su gran mayoría tolerante, solidaria, generosa.
Aunque todo no es perfecto; demos un GRACIAS; pero un gracias a lo grande a esta sociedad que nos ha tendido la mano.
Y confiemos en que juntos, los de siempre, los españoles de siempre y los nuevos, los que hemos llegado, podamos construir juntos un futuro mejor.
Gracias a España y a su gente noble…

Los medios de comunicación, tanto escritos como hablados, deberían dejar de llamar “ilegales” a los inmigrantes que se encuentran en situación irregular en España. “Ilegales”: calificativo que deshumaniza, ofende y contraviene cualquier precepto legal si tenemos en cuenta que estar en España en situación irregular es cometer una falta administrativa y no un delito.

Utilizar la palabra “ilegales” para referirse a las personas en situación irregular que residen en España es, por otra parte, gramaticalmente incorrecto y se pasa de la línea, pues es un apelativo injusto e inapropiado que criminaliza a las personas que carecen de NIE, pero que trabajan honradamente aún cuando esta sea una realidad que todo el mundo oculta.

La palabra ilegal está ligada al delito, y no es justo que los trabajadores en situación irregular sean catalogados como si se tratara de delincuentes comunes.

No es justo que a estas personas que laboran duro ganando salarios miserables en trabajos que ni los españoles, ni los residentes que tienen regularizada su situación en España aceptarían , sean, además, tildados de ilegales.

Pero lo más triste es que se escuche pronunciar esta palabra en los medios de comunicación; y como la costumbre se hace ley, no es raro oír a gente procedente de los mismos países decir: “¡Pobrecitos! Tienen que someterse a mendigar esos trabajos: ¡SON ILEGALES!”.

Los inmigrantes no son ilegales, son ante todo, seres humanos.

¿Realmente es la inmigración nuestro enemigo?

¿quiénes cuidan de lo más sagrado de la sociedad: niños y ancianos?

¿quiénes son nuestros empleados de hogar por horas en nuestras casas y por quienes muchas veces no cotizamos a la seguridad social?

¿han sido o no los inmigrantes los que han hecho aumentar el número de afiliados a la seguridad social aún en tiempos de crisis?

¿quiénes contratan por sueldos miserables a inmigrantes sin “papeles” y les usan como “kleneex” mientras les necesitan sin luego darles indemnización o finiquito alguno?

¿quiénes han dado créditos hipotecarios en condiciones desfavorables para el trabajador: el inmigrante o el banquero? ¿quiénes se han encargado de los recortes sociales? ¿de verdad creemos que los inmigrantes? ¿quiénes nos han llevado a la ruina y la crisis que hoy tenemos? ¿quiénes hacen hoy recortes en sanidad y escolarización?

¿quiénes cobran sueldos descomunales amparados en ser gestores públicos: los inmigrantes o los políticos?

¿En realidad nos quitan el empleo los inmigrantes y colapsan los servicios sociales o son ellos quienes ocupan aquellos puestos de trabajo que muchas veces rechazamos? Frente a la idea de que los inmigrantes colapsan la sanidad pública, bastan las cifras. Según Sanidad, el uso que hacen de ella es un 15% menor que el de los españoles. ¿Acaso no crece en la Unión Europea y en España aquel discurso populista y racista que culpa a la inmigración de todos nuestros males en un cruel intento de alejarnos de los verdaderos problemas reales? Lamentablemente, “algo”, “alguien”, tiene que pagar la crisis. Ha sido el discurso antiimigrante aún cuando puedan existir cientos de lecturas políticas.

¿Son nuestro enemigo realmente? A otro con esa lobotomía

Relacionados:

¿Por qué la policía está poniendo multas de 3.000 euros a quien hace una carta de invitación si su invitado no regresa al país de origen y expulsando a quienes se pasan más de tres meses en España?

El Ministerio del Interior está realizando “controles de filtro de llegadas internacionales” y remitiendo a las oficinas de extranjería propuestas de extinción de Permisos de Residencia

 

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

1 Respuesta

  1. Albert dice:

    Todavía no escuchamos el término de “españoles ilegales”

    Antes de los anos 80s era asi. Era un pais donante laboral. La historia tiene su ciclo y ha vuelto otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>