Últimas informaciones “oficiales” sobre el estado de las solicitudes de Nacionalidad Española por Residencia

???????????????????????????????

Los inmigrantes que han solicitado la Nacionalidad Española por Residencia se han convertido en las últimas semanas en centro del debate político que, no obstante, lejos de encontrar una solución para un grave problema -años y años de espera- refleja la incapacidad y voluntad política de las autoridades en encontrar una solución real a tan complejo y delicado problema.

El debate más encarnizado fue hace pocas semanas en el Congreso entre una diputada del grupo parlamentario socialista y el mismísimo ministro de justicia Rafael Catalá. Un “rifirafe” de reproches y descalificaciones que logro catalizar de alguna manera que el pasado 15 de marzo de 2015 el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicara la Resolución de 14 de marzo de 2017 de la Dirección General de los Registros y del Notariado, por la que se daba a conocer la encomienda de gestión al Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles de España, para la tramitación de expedientes de nacionalidad por residencia (entiéndase expedientes que son digitalizados y metadatados durante el año 2015 y que corresponderían a expedientes presentados en los registros civiles con el viejo procedimiento durante el año 2014 y 2015 pero que, insistimos, llegan a la Dirección general de los Registros y el Notariado (DGRN) en el año 2015; y que se calcula sean aproximadamente 150 mil expedientes).

Pero la cosa no acaba ahí con la “aparición de la encomienda”. El debate continúa y esta vez en la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Senado donde el senador del PSOE, Antonio Julián Rodríguez, criticó que  el Gobierno haya destinado dos millones de euros para una actividad “privada” como la que ejercen, a su juicio, los registradores de la propiedad, en lugar de invertir en modernizar el Registro Civil “universal y gratuito”. “Explique esta nueva privatización”, dijo con ironía el senador socialista al ministro de Justicia. La respuesta de catalá y el debate completo lo podéis consultar aquí: Debate Ministro de Justicia con Diputado Socialista.

Los extranjeros que en España hoy solicitan la nacionalidad española por residencia se han convertido en la excusa perfecta para que los políticos hagan gala; tanto los unos como los otros; los que están en el poder como los que están en la oposición, de su verbo ácido que intenta lobotomizar con soberbia y escarnio el derecho de ciudadanos que no son de segunda.

Sófocles, maestro de la ironía trágica, describe al hombre intelectual que, habiendo alcanzado el culmen de su fama, es el último que se entera de la gran verdad que ya todos conocen, precipitándose en las más míseras desgracias morales. En una de sus obras uno de sus personajes -Tiresias- exclama: “El futuro nadie lo conoce, pero el presente avergüenza a los dioses”. Cuando uno contempla el rifirafe de los políticos y su escasa voluntad para solucionar el tema de las solicitudes de nacionalidad española por residencia, nos damos cuenta que lo que Sófocles predijo hace más de 25 siglos, lo estamos viviendo hoy como si de una profecía se tratara. Es fácil constatar cómo aquellos que se han presentado para gobernar el país  de los españoles y los que aspiran a serlo pero que en la práctica lo son cumpliendo las mismas obligaciones y pagando los mismos impuestos de quienes portan un DNI, pretenden disfrazar sus ambiciones presentándolas como convicciones y actitudes generosas de servicio.

A Mario Benedetti le gustaba contar un descubrimiento que había hecho en una pared de Quito el poeta ecuatoriano Jorge Enrique Adoum. Era un grafiti que decía: “Cuando teníamos las respuestas nos cambiaron las preguntas”. Vivimos en un tiempo así; creíamos que llegarían las nuevas respuestas y las soluciones a los problemas que nos afectan, y resulta que ahora nos asomamos a un abismo que consiste en preguntas y respuestas que repiten las viejas situaciones. La sensación es que se ha instalado una nueva mesa camilla donde los nuevos y los viejos se traspasan cromos como niños de colegio… Sin la sensatez que provendría del trabajo en silencio, se aprovechan del argumentario para decirse lo mismo que estábamos cansados de escuchar en los debates viejos y en las viejas tertulias.

Los extranjeros que solicitan la nacionalidad española y que llevan años y años de espera se han convertido en excusa para que los políticos muestren su soberbia una vez más. Hemos sido la excusa perfecta para darles la oportunidad de que escuchen entre ellos, de que compitan, de que se expresen de forma soberbia creyendo cada uno de ellos que su discurso es mejor que el otro; haciendo alarde de sofismos rancios.

Como dijo en su momento Antonio Machado “en esta España de charanga y pandereta”, tenemos unos políticos incapaces; y ante su ceguera, cundiría, en palabras del sociólogo Zygmunt Bauman, una epidemia de desafección de los “ciudadanos de segunda” hacia la incapacidad política de resolver de una vez y por todas un derecho por el que se ha soñado.

¿Dónde está la celeridad de los poderes públicos?

La Constitución española recoge en el Título IV los principios que inspiran la actuación administrativa del Gobierno y garantizan el sometimiento pleno de su actividad a la Ley y al Derecho. Se perfilan de esta forma los rasgos propios que definen al Gobierno como órgano que dirige la Administración y ejerce la potestad reglamentaria. La regulación del régimen jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común constituye una pieza clave en las relaciones de la Administración con los ciudadanos y en la satisfacción de los intereses generales a los que la administración debe servir por mandato constitucional. La Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas deja bien claro que  “Los titulares de las unidades administrativas y el personal al servicio de las Administraciones Públicas que tuvieran a su cargo la resolución o el despacho de los asuntos, serán responsables directos de su tramitación y adoptarán todas las medidas oportunas para remover los obstáculos que impidan, dificulten o retrasen el ejercicio pleno de los derechos de los interesados o el respeto de sus intereses legítimos, disponiendo lo necesario para evitar y eliminar toda anormalidad en la tramitación de procedimientos”. Entonces, si esto lo dice la ley ¿dónde está la celeridad?

Los ciudadanos tienen derecho a ser tratados con respeto y deferencia por las autoridades y funcionarios, que habrán de facilitarles el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus obligaciones. Y uno de esos derechos es la celeridad de la Administración. Y da igual que quienes soliciten la Nacionalidad Española sean extranjeros; son ciudadanos como cualquier ciudadano que cumplen con sus deberes y obligaciones. El propósito de rapidez no siempre se hace realidad. Por este motivo, se tiende en las modernas legislaciones, a establecer un procedimiento abreviado o de urgencia para reconocer el derecho a indemnización por los particulares de determinadas lesiones causadas por el funcionamiento de los servicios públicos.

¿Qué significa el principio de celeridad? Pues es un principio informador de toda la actuación administrativa, que habilita a la Administración para adoptar cuantas medidas repercutan en la rapidez, eficacia y economía de sus servicios. Manifestaciones concretas del mismo son:

• Se acordarán en un sólo acto todos los trámites que, por su naturaleza, admitan una impulsión simultánea y no sea obligatorio su cumplimiento sucesivo”. Al solicitar los trámites que deban ser cumplidos por otros órganos, deberá consignarse en la comunicación cursada el plazo legal establecido al efecto

•“Las cuestiones incidentales que se susciten en el procedimiento, incluso las de nulidad de actuaciones, no suspenderán la tramitación del procedimiento, salvo la recusación”.

• Los trámites que deban cumplir los interesados, deberán realizarse en el plazo de diez días a partir de la notificación. La Administración cuando considere que alguno de los actos de los administrados no reúne los requisitos necesarios, concederá el mismo plazo de diez días para cumplimentarlos. En el caso de que los interesados no cumplan lo dispuesto anteriormente, se les podrá declarar decaídos en su derecho al trámite; sin embargo, se admitirán sus actuaciones y producirán efectos legales, si se produjeran antes o en el día que se notifique la resolución en la que se tenga por transcurrido el plazo.

En Legalteam denunciamos explícitamente la extrema lentitud de la DGRN sobre el nuevo procedimiento de Nacionalidad Española por Residencia y somos del criterio que podemos recurrir ante los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo por la inactividad de la Administración.

Obligan al ciudadano, sí, al ciudadano porque los extranjeros no son ciudadanos de segunda, son ciudadanos; y punto; a interponer costosos recursos de reposición (ante la DGRN) o Contenciosos (ante la Audiencia Nacional). Y además de costosos, largos  y lentos procedimientos. ¿Por qué? ¿Por qué?

Basta, basta ya de tanta tomadura de pelo. Basta ya de decirnos que si es un problema de la plataforma electrónica. Esto es algo que debería haberse tenido en cuenta antes de que entrara en vigor el nuevo procedimiento.

En datos….

Es cierto que comenzamos a notar hace unas dos semanas que ya Justicia estaba metadatando expedientes de 2015 pero no nos engañemos; a un ritmo muy lento.

Antes de ofreceros algunos datos nos gustaría aclarar algunos conceptos para que os sea más fácil entender; pero lo haremos sobre un caso concreto y un expediente real.

Sra. XXXXXX, ciudadana de Paraguay, residente legal en España desde el año 2010. Al no ser cónyuge de un ciudadano español es titular de un permiso de residencia temporal en régimen general, ciudadana de un país iberoamericano, y a los dos años de residir legalmente en España (año 2012) se dirige al Registro Civil de Barcelona a solicitar cita para presentar la Nacionalidad Española por Residencia. La cita se la conceden para dos años más tarde, exactamente, para el 05/11/2014.

El 05/11/2014 la Sra. XXXXXX presenta su solicitud de Nacionalidad Española por Residencia en el Registro Civil de Barcelona y en ese momento se le asigna un número de registro; pero ese número de registro es un número que sólo le servirá para dar seguimiento a su expediente en el Registro Civil de Barcelona; pero el Registro Civil de Barcelona no es la autoridad encargada de resolver la solicitud de la Nacionalidad Española de la Sra. XXXXXX.

A la Sra. XXXXXX no le queda más remedio que esperar y esperar a que el Registro Civil de Barcelona digitalice su expediente (convierta en formato electrónico todos los documentos que en formato papel presentó la Sra. XXXXXX aquel 05/11/2014. El Registro Civil de Barcelona remite el expediente digitalizado a la Dirección General de los Registros y el Notariado (DGRN) y a la Sra. XXXXXX no le quedaba más remedio que seguir esperando a que DGRN metadatara su expediente (metadatar significa que un funcionario de la DGRN subiera todos aquellos documentos digitalizados a una plataforma electrónica de la propia DGRN; es decir, que creara un expediente en formato digital igual que hace la oficina de extranjeros cuando presentamos una solicitud de residencia. Crear un expediente es convertir todo lo que está convertido de formato papel a formato digital a una base de datos en el que se incluyen todos los datos de la Sra. XXXXXX; es decir, su nombre y apellidos, número de NIE, pasaporte, domicilio….). Solo cuando un expediente está ya metadatado es cuando podemos saber el número de expediente real de la solicitud; por ejemplo, R XX06/2015-0, como es el caso real de Sra. XXXXXX.

La Sra. XXXXXX que había presentado su solicitud en el Registro Civil de Barcelona aquel lejano 05/11/2014 ha visto cómo hoy 05/05/2017 -dos años y seis meses más tarde- ya puede consultar el estado de su solicitud de Nacionalidad Española por Residencia. Fijaros bien que aunque Sra. XXXXXX presentó su solicitud en el 2014 su expediente aparece ahora como año 2015. ¿Por qué? Porque aunque su expediente se presentó en el año 2014 llegó a Madrid en el año 2015 y se ha metadatado hoy y por esa razón el número real no es el de cuando lo presentó en el Registro Civil de Madrid sino de cuando entró a la DGRN unos meses más tarde, en el año 2015.

Otros casos y expedientes reales de clientes de Legalteam:

XXXXX presentado en Sabadell el 18/10/2014 y con número de expediente (metadatado) hoy 5 de mayo con el número de expediente XX128/2015-0

XXXXX presentado en Badalona el 15/10/2014 y con número de expediente (metadatado) hoy 5 de mayo con el número de expediente XX593/2015-0

XXXXX presentado en Granollers el 22/11/2014 y con número de expediente (metadatado) hoy 5 de mayo con el número de expediente XX193/2015-0

XXXXX presentado en Barcelona el 8/11/2014 y con número de expediente (metadatado) hoy 5 de mayo con el número de expediente XX672/2015-0

XXXXX presentado en Barcelona el 9/11/2014 y con número de expediente (metadatado) hoy 5 de mayo con el número de expediente XX188/2015-0

XXXXX presentado en Barcelona el 5/10/2014 y con número de expediente (metadatado) hoy 5 de mayo con el número de expediente 310XX/015-0

Es decir, para hacernos una idea, saquemos algunas conclusiones:

No debemos confundir el nuevo procedimiento de nacionalidad española por residencia que entró en vigor el pasado 15 de octubre de 2015 con aquellas solicitudes que se presentaron con el viejo procedimiento.

Aunque el 15 de octubre de 2015 entró en vigor  el nuevo procedimiento de nacionalidad española por residencia que permite a los solicitantes presentar de forma telemática la solicitud de Nacionalidad que ofrece la oportunidad de disponer de un número de expediente de forma automática, muchas personas han seguido optando por seguir presentando su solicitud en formato papel como antes -posibilidad que quedará eliminada el próximo 30 de junio de 2017-.

No debería ser normal pero es lo que sucede en la práctica como hemos visto con el caso que hemos puesto de ejemplo, que quienes presentaran su nacionalidad española antes del 15 de octubre de 2015 en formato papel (estaban obligados solo a esa vía) o a quienes aún teniendo la posibilidad de presentarla de forma telemática siguen optando por presentarla ante el registro civil, esperan años para poder obtener un número de expediente.

Ya hemos ilustrado que a día de hoy se están ofreciendo los números de expedientes de aquellas solicitudes que se presentaron en los registros civiles en el último trismtre de 2014 como es el caso real con el que hemos ejemplificado el procedimiento.

Este impulso de “metadatado” de expedientes de 2014 y algunos ya de 2015 es consecuencia de, como hemos explicado, la Resolución de 14 de marzo de 2017 de la Dirección General de los Registros y del Notariado, por la que se daba a conocer la encomienda de gestión al Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles de España, para la tramitación de expedientes de nacionalidad por residencia. Es decir, al licitar Justicia por  unos dos millones de euros la nueva encomienda conocida como Plan Intensivo de Nacionalidad Española 2015 (PIN 2015) ello psobilita que sean los registradores quienes se encarguen del metadatado y propuestas de resoluciones a las solicitudes de nacionalidad Española de todos los expedientes que, insistimos, se metadaten con fecha 2015 (recordad que el hecho de que se grabe con fecha 2015 no necesariamente el expediente corresponde a su presentación de fecha 2015 sino probablemente presentado en fecha 2014).

Más de treinta y un millones de euros se podrían haber gastado los extranjeros en España desde octubre de 2015 hasta el 31 de diciembre de 2016 en gastos para poder acceder a la Nacionalidad Española.

Por su parte, el Instituto Cervantes habría recaudado hasta el 31 de diciembre de 2016 y desde el inicio de los exámenes DELE y CCSE para la nacionalidad, una cantidad de casi 20 millones de euros

No son cifras oficiales sino cálculos hechos tomando como referencia el número de personas presentadas a los exámenes del Instituto Cervantes ya que ni el Ministerio de Justicia ni el Instituto Cervantes han ofrecido estos datos; algo qué, a nuestro juicio, deberían mostrar.

El Ministerio de Justicia a través de la Dirección General de los Registros y el Notariado (DGRN) podría haber ingresado 10 millones de euros en concepto de tasas (100 euros en tasa cada solicitud) desde que en octubre del 2015 entrara en vigor el Nuevo procedimiento de Nacionalidad Española, a juzgar NO por los datos de la DGRN (que no ofrece datos) sino por el número de personas que se han presentado al Examen de Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España (CCSE) en aras de obtener el certificado de APTO para realizar el trámite.

En el año 2016 se presentaron al Examen de Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España (CCSE) un total de 104.979 extranjeros; y de ellos aprobaron 86. 516. De español (DELE A2 o superior) se examinaron 27.236 extranjeros y 18.707 lograron aprobar. De este año 2017 aún no disponemos de estadísticas oficiales que pueda facilitar el Cervantes pero que nos puede dar una idea de cuántos extranjeros están solicitando la nacionalidad a día de hoy. El pago de la tasa de 100 euros no implica necesariamente que sea concedida la nacionalidad al solicitante.

En cifras…

El examen CCSE tiene un coste de 85 euros y el de castellano (DELE A2) tiene un coste de 124 euros. A juzgar por los únicos datos que se dispone (solo de año pasado, es decir, 2016) significaría que por su parte el Instituto Cervantes habría ingresado la friolera de: 8.923.215,00 euros (por 104.979 matrículas en CCSE) y 2.723.600 euros (por 27.236 matrículas de DELE), lo que sumaría un total de 11.646.815,00 euros.

Si damos por hecho -siempre tomando como referencia los datos del Cervantes en cuanto a los exámenes CCSE el número de presentaciones de nacionalidad multiplicados por los 100 euros que han de pagarse en tasas, significaría un aproximado de 10.497.900,00 de euros (claro que es una cifra aproximada porque no podemos dar por hecho que todos los que se han presentado al CCSE han solicitado finalmente la Nacionalidad)

Como hemos comentado, por el examen para obtener el Apto del CCSE hay que pagar 85 euros por dos convocatorias y tienen que pasarlo todos los candidatos, los de habla hispana y los que no (excepto quienes estén dispensados). Desde octubre de 2015 (cuando comenzó el nuevo procedimiento de Nacionalidad Española por Residencia) y hasta noviembre de 2016 se presentaron 104, 979 en las doce convocatorias que organizó el Instituto Cervantes, 52.562 de países de habla hispana. Pero es Marruecos el país de donde proceden más solicitudes, 12.489, seguido de Colombia con 7.126. De todos ellos, aprobaron este examen 86.516, según datos ofrecidos por el propio Instituto Cervantes.

A fecha 1 de febrero de 2017 (correspondientes a enero de 2017) se habían resuelto 728.397 expedientes desde el inicio del Plan Intensivo de Nacionalidad Española.

A fecha 1 de marzo de 2017 (correspondientes a febrero de 2017) se habían resuelto 728.795 expedientes desde el inicio del Plan Intensivo de Nacionalidad Española.

A fecha 1 de abril  de 2017 (correspondientes a marzo de 2017) se habían resuelto 728.955 expedientes desde el inicio del Plan Intensivo de Nacionalidad Española.

Dicho así suena increíble! A que sí? Fijaros nuevamente en la cantidad: 728.795 a fecha 1 de marzo. Pero a fecha 1 de abril de 2017 un total de 728.955 expedientes. ¿Cuántos expedientes entonces se resolvieron en el último mes? 160 solicitudes!!!!!! Increíble, ¿no?

Quien consulte estos datos probablemente se quedará asustado y pensará que no hay administración que funcione mejor que la DGRN pues casi 730 mil expedientes es mucho. Y sí, es mucho, es verdad. Pero las cifras son engañosas; muyyyy engañosas; y las matemáticas  no fallan

Confiemos en que la Santísima Trinidad ilumine el camino de quienes quieren ser españoles porque aquello de la celeridad jurídica de los poderes públicos no es más que una quimera.

Este es el gráfico a fecha 1 de abril de 2017:

Cifras sobre el PIN

Fijaros en el gráfico del 1 de febrero de 2017

¿Cuántos expedientes se resolvieron en enero de 2017; es decir entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de enero de 2017? 

Se resolvieron 1509 expedientes, es decir, en febrero de 2017 la cifra de resoluciones ha caído más de tres veces

¿Qué sabemos de los expedientes de 2014?

Ya todos los expedientes están digitalizados y metadatados (pasados de  formato papel a formato electrónico y volcados a la aplicación electrónica. Es decir, ya se dispone de un número de expediente y puede ser consultado su estado).

¿Qué sabemos que los expedientes de 2015?

La inmensa mayoría están ya digitalizados pero no metadatados (pasados de  formato papel a formato electrónico y pero no volcados a la aplicación electrónica. Es decir, aún no se dispone de un número de expediente y puede ser consultado su estado).

¿Qué sabemos de los que se han presentado en el Registro Civil en el año 2016?

A día de hoy no hay ninguno digitalizado ni metadatado; salvo aquellos que se han presentado de forma telemática.

¿Qué sabemos de los que se han presentado de forma telemática a partir del 15 de octubre de 2015?

Pues que evidentemente todos están digitalizados (los ha digitalizado el interesado o su representante legal dotado de mandato o poder como representante voluntario) y también metadatados; es decir, al ser subidos directamente a la plataforma electrónica de forma telemática significa que ya Justicia NO tiene que digitalizarlos ni metadatarlos sino, simplemente, resolver.

¿Por qué si presenté mi expediente en el 2014 aún no tengo número de expediente? 

Pues porque una cosa es cuando se presenta en el expediente en el Registro Civil y otra cuando llega a la DGRN para que sea metadatado.

Otras consideraciones sobre el Nuevo procedimiento de Nacionalidad Española por Residencia (presentaciones telemáticas)

Ha pasado un año y más de cuatro meses desde que se comenzaron a presentar las primeras solicitudes de nacionalidad española por residencia de forma telemática y, llegados a este punto no nos queda otra opción que preguntarnos:

¿No parece una tomadura de pelo tanta presentación telemática que supuestamente agilizaría los procesos de nacionalidad?

¿Para qué se cobra una Tasa de 100 euros si no se resuelven las solicitudes en el tiempo de un año que estipula la Normativa?

¿Dónde está la celeridad de los poderes públicos?

La Constitución española recoge en el Título IV los principios que inspiran la actuación administrativa del Gobierno y garantizan el sometimiento pleno de su actividad a la Ley y al Derecho. Se perfilan de esta forma los rasgos propios que definen al Gobierno como órgano que dirige la Administración y ejerce la potestad reglamentaria. La regulación del régimen jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común constituye una pieza clave en las relaciones de la Administración con los ciudadanos y en la satisfacción de los intereses generales a los que la administración debe servir por mandato constitucional. La Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas deja bien claro que  “Los titulares de las unidades administrativas y el personal al servicio de las Administraciones Públicas que tuvieran a su cargo la resolución o el despacho de los asuntos, serán responsables directos de su tramitación y adoptarán todas las medidas oportunas para remover los obstáculos que impidan, dificulten o retrasen el ejercicio pleno de los derechos de los interesados o el respeto de sus intereses legítimos, disponiendo lo necesario para evitar y eliminar toda anormalidad en la tramitación de procedimientos”. Entonces, si esto lo dice la ley ¿dónde está la celeridad?

Los ciudadanos tienen derecho a ser tratados con respeto y deferencia por las autoridades y funcionarios, que habrán de facilitarles el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus obligaciones. Y uno de esos derechos es la celeridad de la Administración. Y da igual que quienes soliciten la Nacionalidad Española sean extranjeros; son ciudadanos como cualquier ciudadano que cumplen con sus deberes y obligaciones. El propósito de rapidez no siempre se hace realidad. Por este motivo, se tiende en las modernas legislaciones, a establecer un procedimiento abreviado o de urgencia para reconocer el derecho a indemnización por los particulares de determinadas lesiones causadas por el funcionamiento de los servicios públicos.

¿Qué significa el principio de celeridad? Pues es un principio informador de toda la actuación administrativa, que habilita a la Administración para adoptar cuantas medidas repercutan en la rapidez, eficacia y economía de sus servicios. Manifestaciones concretas del mismo son:

• Se acordarán en un sólo acto todos los trámites que, por su naturaleza, admitan una impulsión simultánea y no sea obligatorio su cumplimiento sucesivo”. Al solicitar los trámites que deban ser cumplidos por otros órganos, deberá consignarse en la comunicación cursada el plazo legal establecido al efecto

•“Las cuestiones incidentales que se susciten en el procedimiento, incluso las de nulidad de actuaciones, no suspenderán la tramitación del procedimiento, salvo la recusación”.

• Los trámites que deban cumplir los interesados, deberán realizarse en el plazo de diez días a partir de la notificación. La Administración cuando considere que alguno de los actos de los administrados no reúne los requisitos necesarios, concederá el mismo plazo de diez días para cumplimentarlos. En el caso de que los interesados no cumplan lo dispuesto anteriormente, se les podrá declarar decaídos en su derecho al trámite; sin embargo, se admitirán sus actuaciones y producirán efectos legales, si se produjeran antes o en el día que se notifique la resolución en la que se tenga por transcurrido el plazo.

En Legalteam denunciamos explícitamente la extrema lentitud de la DGRN sobre el nuevo procedimiento de Nacionalidad Española por Residencia y somos del criterio que podemos recurrir ante los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo por la inactividad de la Administración.

Obligan al ciudadano, sí, al ciudadano porque los extranjeros no son ciudadanos de segunda, son ciudadanos; y punto; a interponer costosos recursos de reposición (ante la DGRN) o Contenciosos (ante la Audiencia Nacional). Y además de costosos, largos  y lentos procedimientos. ¿Por qué? ¿Por qué?

Basta, basta ya de tanta tomadura de pelo. Basta ya de decirnos que si es un problema de la plataforma electrónica. Esto es algo que debería haberse tenido en cuenta antes de que entrara en vigor el nuevo procedimiento.

Artículos relacionados:

Gracias por leernos y ver nuestros vídeos; pero debes tener en cuenta que en cada uno de nuestros artículos ofrecemos información de carácter general.

Puedes seguirnos en Facebook

Legalteam

Gran Vía 636, Principal 1º A
Barcelona
935397731, 648861893 y 696824146

Nota: aunque en esta web de Legalteam intentamos exponer artículos y vídeos con información general, si usted tuviera alguna duda o consulta o desea ampliar esta información puede enviarnos un mail a secretaria@legalteam.es

Despacho colaborador en Madrid: Tolentino abogados. Plaza de Castilla 3, 7º C2 28046 Madrid. OFICINA: +34 918 272 222 URGENCIAS: +34 910 299 43. Correo: consultas@tolentinoabogados.com

Compartir
facebooktwittergoogle_pluspinterestmailfacebooktwittergoogle_pluspinterestmail

También te puede interesar...

24 Respuestas

  1. Ramón López tejada dice:

    Por esa razón les admiro y respeto. ustedes se ganan la admiración a pulso por ser la voz de quienes se han quedado afónicos de tanto gritar.

  2. Isi dice:

    Es un cachondeo. Siempre nos queda la esperanza en un equipo como ustedes

  3. Meritxel, abogada dice:

    Impresionante el artículo. Coincido con ustedes totalmente. Dónde está la celeridad de los poderes públicos? Dónde? Los ciudadanos tienen derecho a ser tratados con respeto y deferencia por las autoridades y funcionarios, que habrán de facilitarles el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus obligaciones. Y uno de esos derechos es la celeridad de la Administración. Y da igual que quienes soliciten la Nacionalidad Española sean extranjeros; son ciudadanos como cualquier ciudadano que cumplen con sus deberes y obligaciones. El propósito de rapidez no siempre se hace realidad. Por este motivo, se tiende en las modernas legislaciones, a establecer un procedimiento abreviado o de urgencia para reconocer el derecho a indemnización por los particulares de determinadas lesiones causadas por el funcionamiento de los servicios públicos.

  4. Carlos Mena dice:

    Mientras no exista voluntad política seguirán tomándonos el pelo, así de claro

  5. Ever dice:

    Creo que lo mejor es presentar recursos aunque para ello uno tenga que seguir gastando dinero

  6. Ana María Romero dice:

    Es como dicen ustedes una tomadura de pelo. Todavía hay quienes somos de 2012 y seguimos sin respuesta

  7. Lenar Lóipez dice:

    tanta tasa, tantos exámenes y para qué?

  8. sarita dice:

    Yo les agradezco mucho que escriban este artículo pero no será mejor demandar al ministerio de justicia por incompetentes?

  9. Chabe Arcos dice:

    Es impresionante ver como podemos llegar a ser moneda de cambio en algunos ámbitos y la impotencia que se puede llegar a sentir por un error administrativo que no tiene culpa el solicitante, pero al final somos muchos para tan pocos interesados en poner un remedio real a esta situación

  10. Marco Alberto R. dice:

    Llamemos a las cosas por su nombre, es un atraco a mano armada lo de las nacionalidades. Antes porque no cobraban tasas e iban colapsados y ahora que hay que pagar un pastón y todo sigue igual. A esto como se llama?

  11. Gilberto Roca dice:

    Yo perdamos la fe, no sean tan incendiarios, esperemos que seguro para las calendas griegas se resolverán

  12. Svetlana dice:

    Yo 10 años de residencia. 10 largos años, en los que me he integrado, cree una empresa, doy empleo a 11 personas. Pago religiosamente mis impuestos, he aprendido el castellano , he hecho el examen de dele, y el de ccse. Pagué la tasa, los exámenes, todo. Presenté la nacionalidad en enero de 2016 y ya hace más de un año y nada; Y eso que la ley dice 1 año para la respuesta. Es un sinvivir.

  13. Roseli Da Silva dice:

    Mire yo estuve 4 años sin papeles hasta que por fin encontré a alguien que me hiciera un contrato para el arraigo. Y gracias a Legalteam los papeles me salieron en dos días. Sí. Y no tengo nunca palabras para agradecerles. Después llegó el momento, a los dos años, de hacer esos dos exámenes y la tasa (124 de DELE, 85 de CCSE y 100 de tasas, más lo que me costaron los documentos de Brasil más, evidentemente, los honorarios del despacho. Y los presenté en diciembre de 2015 y… Y nada!!!! Me gustaría aclrar que ustedes no tienen la culpa. Ustedes hacen su trabajo de manera respetable y admirable también. Pero quienes tienen que tomar cartas en este asunto, los jueces, el ministerio de la justicia y el gobierno no hacen nada. Se rien de nosotros. Dios nos ayude.

  14. Andrés Ramall dice:

    son unos soñadores de verdad. Os creiais que de verdad por pagar la tasa y los examenes les iban a solucionar el proble,ma?? Me rio para no llorar

  15. Jose dice:

    Esto no lo arregla ni el tato. Nacionalidad ???

  16. Maribel Cazorla dice:

    Estoy de acuerdo con muchos de los comentarios de aquí y con el excelente artículo de Legalteam -que nunca decepciona- Leerá este artículo alguien de Justicia? Lo leerá el Ministro? Lo leerá alguien del gobierno? El ministro tendría que haberse ido a casita hace tiempo. Su gestión en este asunto es pésima pero claro… como los afectados son inmigrantes…

  17. Jorge Luis Sierra (A Coruña) dice:

    Mire usted, al menos tenemos derecho a pataleo y usted se ha quedado a gusto. Probablemente en el país de donde viene ni tan siquiera podía decir libremente lo que dice en este artículo.

  18. Jessika dice:

    El que se crea que por pagar las tasas se la van a conceder más rápido está perdido en el bosque. Eso sí, les felicito por este escrito que refleja el sentir de muchos de nosotros

  19. Lourdes Aránega dice:

    Siempre es lo mismo, esperar y esperar y esperar. A este paso me darán la nacionalidad de la luna

  20. Francis Guevara dice:

    Sois unos quejicas. Adaptense a las cosas en España y si no, no haber venido

  21. Eliana Rolón dice:

    Yo llevo desde el 2014 esperando y nada

  22. Heli dice:

    Yo es que me siento decepcionada; no con ustedes sino con todo esto. Ya sé que si hay un equipo que lucha en este tema es Legalteam pero las autoridades deberían tomar cartas en el asunto

  23. ese dice:

    El gobierno español está defraudando a los inmigrantes recaudando dinero para los exámenes y la cuota de solicitud con la promesa de que acelerará el proceso de la nacionalidad. mentirosos.

  24. Rafika dice:

    Tantas promesas de la nacionalidad, tanto bombo y tanto platillo y no tienen la decencia desde Justicia de decir algo serio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>