Casos en que no hay que acreditar la situación nacional de empleo

No hay que acreditar que la situación nacional de empleo permite la contratación de personas extranjeras cuando:

  1. La ocupación para la cual se quiere contratar a la persona extranjera figura en el Catálogo de ocupaciones de difícil cobertura.
  2. El trabajador para el cual se quiere solicitar la autorización es de nacionalidad chilena o peruana, ya que existe un convenio bilateral suscrito entre España y cada uno de estos estados.
  3. Cuando la persona trabajadora por la cual se quiere solicitar la autorización se encuentra en alguno de los supuestos que prevé el artículo 40 de la Ley orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social:
    a) Ser cónyuge o hijo de extranjero residente en España con autorización renovada, hijo de español nacionalizado o comunitario con un año de residencia (artículo 40.1.a).
    b) Haber perdido la condición de refugiado por el motivo que regula el artículo 1, sección C, supuesto 5 de la Convención de Ginebra, durante el año anterior a la presentación de esta solicitud (artículo 40.1.d).
    c) Haber perdido la condición de apátrida durante el año anterior a la presentación de esta solicitud (artículo 40.1.e).
    d) Tener al cargo suyo ascendientes o descendientes de nacionalidad española (artículo 40.1.f).
    e) Haber nacido y ser residente en España (artículo 40.1.g).
    f) Ser hijo o nieto de español de origen (artículo 40.1.h).
    g) Ser menor extranjero en edad laboral tutelado por un órgano competente (artículo 40.1.i).
    h) Ser titular de autorización de residencia por circunstancias excepcionales (artículo 40.1.j).
    i) Haber sido titular de autorizaciones de trabajo de temporada, durante 2 años naturales, y que haya devuelto a su país (artículo 40.1.k).
    j) Haber renunciado a la autorización de residencia y trabajo en virtud de un programa de retorno voluntario (artículo 40.1.l).
    k) Cubrir puestos de confianza (artículo 40.2.a y disposición adicional 15 del Real decreto 557/2011):
    • Ser personal directivo de confianza.
    • Ser personal altamente cualificado para puestos de confianza.
    l) Ser artista de reconocido prestigio (artículo 40.2.d).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.