Cataluña dará 2.600 euros a quien contrate a un/a empleado/a de hogar

A partir de este lunes ya se pueden pedir las subvenciones para la contratación de cuidadores del hogar para ayudar a regularizar su situación administrativa.

La persona que haga un contrato a una persona que cuide un familiar recibirá 2.685 euros, por el coste de la Seguridad Social durante 12 meses.

El Gobierno de Cataluña destinará 1,4 millones de euros. La medida espera que llegue a 1.000 mujeres que a estas alturas trabajen sin papeles.

La subvención tiene algunas condiciones.

El contrato tendrá que ser por un mínimo de un año, a jornada completa, con 40 horas semanas y con el salario mínimo. Para poder pedir la ayuda, la persona que contrata tiene que tener unos ingresos brutos anuales, dependiendo del número de miembros de la unidad familiar, que van de los 19.000 a los 277.000 euros.

En cuanto a las personas contratadas, tiene que hacer dos años que no están dadas de alta a la Seguridad Social, a contar de la fecha de firma del contrato.

Si no tienen nacionalidad española o de un estado miembro de la Unión Europea, tienen que cumplir unos requisitos específicos que enumeramos más abajo. Si no tienen residencia legal, tienen que acreditar tres años en el Estado por medio del empadronamiento.

Las solicitudes se atenderán estrictamente según el orden cronológico de presentación.

La cuantía de la subvención es de 2.685 euros si el contrato es de jornada completa. Esta cantidad corresponde al coste de la cuota de la Seguridad Social que tiene que abonar la persona contratante durante 12 meses.

Requisitos

De la persona beneficiaria de la ayuda que quiere contratar:

Tener más de 18 años.

Estar empadronada y residir legalmente en un municipio de Cataluña.

Estar al corriente de las obligaciones tributarias y, si procede, las obligaciones con la Seguridad Social.

Tener unos ingresos brutos anuales de la unidad familiar comprendidos entre unos umbrales inferior y superior que dependen del número de miembros de la unidad familiar.

De la persona trabajadora que se quiere contratar:

Tiene que hacer dos años que no están dadas de alta a la Seguridad Social, a contar de la fecha de firma del contrato.

Si no tienen nacionalidad española o de un estado miembro de la Unión Europea, tienen que cumplir unos requisitos específicos para poder contratarlas:

En el supuesto de que tengan residencia legal que no los autorice a trabajar, las personas extranjeras tienen que solicitar la correspondiente modificación o autorización inicial de trabajo.

En el supuesto de que no tengan residencia legal, las personas tienen que cumplir los requisitos que establece la normativa estatal para acceder en el arraigo social:

Tres años de permanencia en el Estado español, que hay que acreditar por medio del empadronamiento.

No tener antecedentes penales en el Estado español ni en el país de origen.

Disponer del informe de arraigo INF02 que emite la Generalitat de Cataluña o poder acreditar parentesco de primer grado con persona mayor de edad española o extranjera residente.

En este enlace encontrará usted información detallada. Haga «click aquí«

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.