Cuando decides levantarte y dejar el dolor

¿Y si un día te enteras que tu madre es en realidad tu abuela porque tu madre falleció al tú nacer? A veces la realidad es más fuerte que cualquier ficción.

Detrás de esta trágica y dolorosa historia hay un joven cubano que se ha levantado de su tristeza y ha decidido convertir en música lo que llevaba en su corazón.

Cuesta en ocasiones entender el sufrimiento ajeno, por eso es un buen ejercicio ponernos en la piel del otro, escucharle, aún cuando no tengamos respuestas. En ocasiones la otra persona solo necesita que le escuchen, que se esté a su lado, que se le muestre humanidad y comprensión.

Si alguien puede entender lo que esto significa, son los migrantes; personas para quienes un hombro amigo ha sido todo el consuelo que han tenido en sus momentos de dolor y flaqueza.

Esta es la historia de Exiel y así ha querido compartirla con nosotros y con todo el que la pueda escuchar. Y estos somos nosotros, decidiendo hacer un alto en nuestra vida, ponernos en su piel, sentarnos a su lado y escucharle. ¿Te animas tú a hacer lo mismo?

Compartir
FacebooktwitterpinterestmailFacebooktwitterpinterestmail

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.