Detenida una red de traficantes que pedía entre 1200 y 6000 euros a los extranjeros, principalmente marroquíes, al prometer una regularización rápida

La policía de la región de Granada, en el sur de España, acaba de detener a una red especializada en la falsificación de documentos para conseguir una regularización de la situación administrativa en este país. Entre ellos, varios marroquíes.

Esta red de traficantes pedía entre 1200 y 6000 euros a los extranjeros, principalmente marroquíes, al prometer una regularización rápida y la posibilidad de conseguir una debida reagrupación familiar.

La investigación arrancó cuando los agentes de la administración territorial se dieron cuenta de irregularidades en la documentación presentada por los naturales marroquíes. Los justificativos presentados no correspondían a nada en la realidad del terreno, escribe el diario en línea Ideal.es.

Según la misma fuente, fue una española de origen marroquí que se encargaba de “contratar” a naturales marroquíes que ya llevaban un año viviendo en el país, duración obligatoria para acceder a una reagrupación familiar en España. Un arquitecto contratado por la red daba el visto bueno para la vivienda que acogería a la familia. Esta vivienda, en realidad, pertenecía a uno de los miembros de la banda.

Otro agricultor de nacionalidad española, también, fue detenido por la policía. Este extendía falsos contratos de trabajo y contrataba igualmente a marroquíes, prometiéndoles la entrada de su familia a cambio de dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.