Dos detenidas por simular un contrato de trabajo para la residencia en España

La Policía Nacional ha detenido en Granada a dos mujeres acusadas de falsedad documental y un delito de favorecimiento de la inmigración por simular una relación laboral y otra sentimental para que una de ellas, de nacionalidad colombiana, lograra la residencia en el país.

Según ha informado en un comunicado este cuerpo armado, las detenidas son dos mujeres de 41 y 29 años, ambas de origen colombiano aunque la primera había también obtenido la nacionalidad española, acusadas de simular una relación para que la más joven obtuviera la residencia legal en el país.

La investigación comenzó con el expediente presentado en la Oficina de Extranjeros de la Subdelegación del Gobierno en el que se exponía que la detenida con nacionalidad española había conseguido regularizar su situación con un contrato laboral como empleada de hogar en un domicilio de una localidad del Área Metropolitana.

El morador de esta vivienda, un hombre de 56 años investigado en la causa, habría mantenido con ella una relación contractual ficticia desde 2014 por la que él pagaba las cuotas de la Seguridad Social que ella le reembolsaba.

Esta misma investigación reveló una forma de actuar puesta en práctica con anterioridad por el hombre, que en 2010 siguió este mismo proceder para facilitar la nacionalización de una ciudadana brasileña.

Para que la más joven de las dos detenidas lograra la residencia en el país, ambas aportaron en la Oficina de Extranjeros la documentación necesaria para el permiso y se presentaron como pareja de hecho.

Además, y dentro de la documentación incorporada incluyeron el contrato laboral simulado como garante de los medios económicos exigidos.

El objetivo de las arrestadas, que han quedado en libertad con cargas tras pasar a disposición judicial, era obtener una tarjeta de residencia como familiar de ciudadano de la Unión Europea, lo que en la práctica significa alcanzar la residencia legal en España y tener libertad de movimientos dentro de la mayoría de países del continente. (Tomado de La Vanguardia)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.