Habilitan el teléfono 900 67 09 09 para familias interesadas en acoger a desplazados ucranianos

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y el presidente de la Fundación La Caixa, Isidro Fainé, presentaron este miércoles la puesta en marcha del Proyecto de Acogida a Familias de Ucrania, a través del que se organizará y coordinará una red de familias acogedoras para los desplazados por el conflicto bélico en dicho país.

Así, las familias españolas interesadas en acoger familias de refugiados ucranianos pueden dirigirse al teléfono 900 67 09 09 en horario de 09.00 a 22.30 horas de lunes a domingo.

Este proyecto se ha desplegado en cuatro de las provincias que están registrando un mayor volumen de llegadas: Madrid, Barcelona, Murcia y Málaga. Para ello se crearán Oficinas Técnicas de Acogida de la Fundación La Caixa (seis en Madrid, seis en Barcelona, tres en Málaga y tres en Murcia) para valorar la idoneidad de la familia acogedora y facilitar la conexión con los distintos dispositivos territoriales oficiales de acogida.

La primera acogida de los refugiados es de corta duración, en hostales, albergues u hoteles, y permite hacer una valoración del estado de la familia y su diagnóstico de necesidades. Tras esta fase, la fundación implementará un proyecto que permitirá activar, recibir y gestionar peticiones de acogimiento por parte de familias españolas durante un período de entre seis meses y un año.

«Se valorará el número de personas a las que pueden alojar, las características del domicilio y el plazo temporal en el que pueden comprometerse a mantener la acogida, entre otros parámetros», han explicado. En este sentido, la entidad ha indicado que las solicitudes validadas se derivarán al propio Ministerio y se conectarán con las demandas de acogida recibidas.

Por otra parte, La Caixa comenzará una campaña paralela de información, bajo el lema ‘Familia necesita familia’, con el objetivo de «movilizar a la ciudadanía.

Por su parte, Escrivá ha subrayado lo «fundamental» de poner en marcha un proyecto como este y ha hecho hincapié en las responsabilidades y obligaciones que supone acoger refugiados. Esto último es, según ha apuntado, por lo que el Gobierno debe asegurarse de que «las personas que van a ser acogidas tienen apoyo y orientación, así como asistencia jurídica y psicológica, y acceso a las ayudas económicas para alojamiento y manutención».

Con información de El Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.