La Policía desarticula una red dedicada a la obtención fraudulenta de diplomas

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal presuntamente dedicada a la obtención fraudulenta de diplomas y certificados expedidos por el Instituto Cervantes bajo el mandato del Ministerio de Educación y el Ministerio de Justicia, y han detenido a 36 personas en una operación coordinada por EUROPOL y desarrollada de manera simultánea en España y Reino Unido.

El entramado, asentado en la provincia de Barcelona, falsificaba las pruebas orales y escritas para obtener el DELE y el CCSE, requisitos necesarios para que ciudadanos extranjeros obtengan la nacionalidad española por residencia. Los agentes han identificado a 1667 clientes que habrían pagado a la organización cantidades que oscilan entre los 1000 y los 4500 euros, obteniendo la red un beneficio superior a los cuatro millones de euros.

La operación policial ha sido coordinada entre España y Reino Unido

En Reino Unido se ha efectuado la detención de uno de los miembros más importantes del entramado, y el resto han sido arrestados en la provincia de Barcelona, incluido el líder de la red.

En el marco de la operación, se han practicado 13 diligencias de entrada y registro, 12 de ellas en Barcelona, y se han intervenido 50.000 euros en metálico, 29 teléfonos móviles, 12 ordenadores portátiles y abundante documentación, entre los que hay cientos de diplomas fraudulentos.

Las falsificaciones se realizaban en una academia que ofrecía pruebas para ambos diplomas

Las falsificaciones se hacían en una academia que ofrecía pruebas para obtener los DELE y los CCSE, en el que se falsificaban los resultados para aquellos ciudadanos extranjeros que carecían de conocimientos necesarios para llegar al aprobado.

El director del centro contaba con la ayuda de intermediarios y captadores con dos ramas, una bangladeshí y otra pakistaní, por lo que la mayoría de los clientes eran de Bangladesh, Pakistán e India.

La trama habría acumulado ingresos de más de cuatro millones de euros

Los agentes calculan que la organización criminal habría acumulado unos ingresos de más de cuatro millones de euros, y que de los 1.667 clientes identificados, unos 1.380 ya dispondrían del DELE conseguido de manera fraudulenta.

La Policía Nacional lleva colaborando desde el año 2018 con el Instituto Cervantes por diferentes fraudes relacionados con los diplomas DELE y los certificados CCSE, expedidos oficialmente por ese instituto bajo el mandato del Ministerio de Educación y el Ministerio de Justicia españoles.

El origen de la operación se halla en la detención hace un año de 25 personas que suplantaban la identidad para realizar estos exámenes

En noviembre de 2020, la Policía Nacional ya llevó a cabo un dispositivo amplio en diferentes provincias con el que detuvo a 25 personas por suplantar la identidad de extranjeros residentes legales durante la realización de los exámenes para obtener el DELE.

Gracias a la información obtenida en ese operativo, los investigadores han podido acreditar la existencia de la organización criminal asentada en Barcelona con ramificaciones en Reino Unido que se ha desarticulado ahora. 

De hecho, desde el año 2018 la Policía Nacional, en estrecha colaboración y coordinación con el Instituto Cervantes, viene investigando los diferentes fraudes relacionados con la obtención de los diplomas DELE y los certificados CCSE expedidos oficialmente por el citado instituto bajo el mandato del Ministerio de Educación y el Ministerio de Justicia, respectivamente.

Fuente: Policía Nacional y La Vanguardia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.