Las imágenes de las duras agresiones a una empleada del hogar

El programa de Ana Rosa’ muestra las nuevas denuncias y audios de los maltratos a las empleadas del hogar. Un nuevo y escalofriante episodio de agresión a una cuidadora, la cual grabó los gritos y amenazas de su empleadora.

En ocasiones previas, el programa pudo mostrar algunas grabaciones de empleadas del hogar sometidas a vejaciones, amenazas y agresiones constantes en su lugar de trabajo. Muchas de ellas no denunciaban por miedo a ser deportadas a sus países de origen ya que se encontraban en España sin la documentación legal pertinente. Las denunciantes se han agrupado en una asociación para hacer frente a las agresiones con la ayuda de un abogado.

La sobrecogedora noticia llega a las manos de Mikel Vals para denunciar la situación. La hermana de la víctima saca a la luz unos audios en los que se escucha escucha el abuso por parte de su empleadora mientras ella está trabajando: «No te voy a pagar ni un duro más en la vida, que lo sepas». La mujer habla sin ningún respeto por la empleada ni por su familia: «Eres la tía más asquerosa que he conocido en España y tu familia igual de repugnante». Además, la humilla y habla con desprecio de su madre y de su hija: «Esa es tu hija, con una cara de gorda, ahí apretando a su abuela como si fueran dos gordas asquerosas».

La voz pertenece a la hija de la mujer a la que cuida, que la amenaza con llamar a la policía porque supuestamente la está mintiendo: «La policía española se va a enterar de que tu madre no está enferma y va en silla de ruedas». La trabajadora lleva siete años aguantando este maltrato psicológico, del que no se ve capaz de salir porque no encuentra otro empleo: «Ojalá os muráis tu hermana, tu madre, tu padre, tus tres c… de hijos o cuatro hijos que el padre es diferente y hasta tu nieto, hija de p…». Además, no a gusto con lo que acaba de decir, la mujer añade: «Deseo la muerte a toda la familia, ojalá os caigáis muertos y España os eche a escopetazos». La empleadora continúa con sus hirientes palabras: «Y os de una vida triste y repugnante». La familia de la víctima le apoya para que salga de allí pero ella no es capaz.

1 respuesta

  1. Paulina dice:

    Yo soy española y trabajé como interna con contrato. Desprecios, malos tratos sutiles porque no querían pagarme la comida y usaban a compañeras. O querían luego contratarme por cuenta de ellos para abusar más. Trabajar 12-14 horas al día, domicilios donde te querían trabajando toda la noche. Acompañarle a hospitales y estar allí con el enfermo y no dar dinero para que salgas a comer ni descansos. En temas de dinero siempre fallaban las tarjetas etc y había que anteponer dinero… Ellos buscan esclavos.Trabajé en varios domicilios, de los cuales me iba a los pocos meses y siempre lo mismo. Tienen dinero y no quieren pagar los servicios, cara duras. Ojalá sus hijos y nietos no sufran los malos tratos que ellos dan a las que cuidan sus familiares todo porque no quieren pagar el SMI. Dicho por ellos mismo algunos son muy directos otros maltratan sutilmente pero siempre es por lo mismo. Deberían prohibir eso de internas y que page cada cual sus horas pero claro eso bajaría sus egos de humillar a los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.