Las nuevas medidas en Cuba: un parche, una curita que quieren aplicar sobre una herida de bala que desangra a nuestra nación y que puede rebajar la tención, pero que no soluciona el problema.

“Se autoriza excepcionalmente y con carácter temporal la importación vía pasajero con equipaje acompañante, alimento, aseo y medicamentos sin límite de valor de importación y libre de pago de aranceles hasta el 31 de diciembre de 2021. Los límites los pone la aerolínea”

Esto es un parche, una curita que quieren aplicar sobre una herida de bala que desangra a nuestra nación y que puede rebajar la tención, pero que no soluciona el problema. Es un intento de lavado de cara ante los socios internacionales que aún se limitan de llamarle dictadura y solo han hecho reclamos básicos.

Díaz Canel, el presidente cubano, dijo que los cubanos solucionarán sus problemas desde la revolución, pero no. Los cubanos tenemos que resolver nuestros problemas desde la patria y esa no tiene afiliación política.

Hay una realidad y la vieron clara ellos y la ve hoy el mundo: Cuba quiere un cambio y lo pide a gritos. El cuento de la sociedad justa ya nadie lo cree y los que no lo expresan, porque aún tienen fe o por miedo, tienen que respetar el derecho de los otros a soñar y pedir una nación diferente.

Algo se rompió este 11 de julio y ha dado espacio para que vea la luz el sentir de mi pueblo y por ese futuro hay que luchar. ¡Viva Cuba Libre! ¡Patria y Vida!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.