Coronavirus: ¿puedo interponer una Demanda por los daños sufridos?

La pregunta que nos plantean clientes y seguidores es si, además de las demandas y denuncias que se han publicitado en los medios de comunicación dirigidas todas ellas a políticos y altos funcionarios, también los particulares pueden reclamar si han resultado infectados o perjudicados por el virus del covid-19.

Hay que distinguir entre las posibles responsabilidades. En primer lugar, resulta evidente que en el supuesto de que alguna empresa –pública o privada– haya puesto en riesgo a sus trabajadores por el hecho de no facilitarles los medios necesarios para su protección, es decir, por la ausencia de medidas de protección de los trabajadores, puede ser demandada.

Aquí también se incluirían a los afectados que tuvieran o debieran haber tenido la consideración de trabajadores especialmente sensibles. Igualmente existiría posibilidad de reclamación para los familiares contagiados de trabajadores expuestos a la enfermedad que hubieren contraído la misma por contacto personal con los mismos.

En el caso de empresas públicas, provocará el inicio de procesos de responsabilidad patrimonial.

En segundo lugar, nos encontramos con  casos variados y muy dolorosos: ancianos fallecidos por abandono en residencias, fallecimiento de enfermos esperando un respirador en el hospital, falta de medidas de protección de los sanitarios, escasez de información de las familias sobre un pariente enfermo, denegación de la baja laboral por ser paciente de riesgo.

Por todo ello, consideramos que resulta claro que es posible una reclamación por daños y perjuicios por causa del coronavirus. 

Las demandas podrán estimarse cuando se pruebe que en el puesto concreto, el responsable de la asistencia pudo, a pesar de las circunstancias, haber evitado el daño sufrido o bien haber disminuido el riesgo.

Los supuestos concretos que más han trascendido a la opinión pública son:

– personas ancianas fallecidas en las residencias donde vivían.

– pacientes que no han sido correctamente atendidos: altas indebidas, error de diagnóstico, tratamiento inadecuado, falta de información.

-pacientes de enfermedades o patologías distintas al covid-19 que durante la pandemia no han recibido la correcta atención médica y han sufrido una evolución negativa de su enfermedad o no han sido intervenidos quirúrgicamente a pesar de la urgencia.

-personas que han fallecido esperando un respirador o no han sido ingresadas en la UCI por error en su clasificación dentro del protocolo establecido o por una mala gestión de la lista de espera.

familiares que han sufrido errores de identificación de fallecidos, retrasos indebidos y abusos en el cobro de servicios funerarios.

Los jueces deberán decidir si esto resulta acreditado y, si es así, entendemos que se acordarán condenas contra los responsables y se establecerán posibles daños y perjuicios por contagios o fallecimientos.

Compartir
FacebooktwitterpinterestmailFacebooktwitterpinterestmail

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario y para realizar estadísticas. Si continúa navegando, entenderemos que está dando su consentimiento para la instalación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies