¿Es conveniente hacer Testamento?

Nuestra respuesta a la anterior pregunta es rotundamente afirmativa. Hay que recordar que el testamento es un procedimiento legal que garantiza que se cumplan las últimas voluntades sobre el reparto de bienes, propiedades y derechos de la persona que fallece.

El testamento debe de otorgarse delante de notario mediante la correspondiente escritura pública. Se trata de un acto confidencial y que los herederos –normalmente– no conocerán hasta que la persona otorgante del testamento muera.

Cuando se produzca el fallecimiento, los herederos o las personas con interés en la herencia solicitarán una copia auténtica del testamento, aportando el certificado de fallecimiento del causante, y podrán otorgar la correspondiente escritura de inventario, aceptación y adjudicación de la herencia, de acuerdo con lo querido por la persona fallecida.

Algunos clientes y seguidores nos preguntan si basta con dejar un “papel” que esté escrito con el puño y letra de la persona fallecida para que la herencia se adjudique según conste en dicho “papel” en los términos que el fallecido haya expresado. Nuestra respuesta es negativa, ya que en la mayoría de casos la validez y eficacia de ese “papel” es, como mínimo, cuestionable.

Destacar pues que es muy importante otorgar testamento para dar seguridad jurídica al testador y a los herederos, y que les ahorra muchas dificultades, discusiones y problemas, ya que los bienes y propiedades se repartirán de acuerdo con lo que disponga el testamento que reflejará fielmente la voluntad del fallecido. Resulta claro y evidente que el testador no renuncia a nada ya que hasta el día de su muerte las propiedades le pertenecen.

Señalar que la libertad del testador para el reparto no es total ya que hay que tener en cuenta la “legítima”, según la cual hay una parte que no se le puede quitar a un heredero, que suele ser de un tercio de la herencia.

Añadir que el trámite de otorgar testamento es fácil y rápido y su coste no es muy elevado.

Finalmente, destacar que un testamento no es inamovible, se puede revocar o modificar en cualquier momento las veces que haga falta. Siempre y en todos los casos, el que tendrá validez será el último que se haya otorgado.

Compartir
FacebooktwitterpinterestmailFacebooktwitterpinterestmail

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario y para realizar estadísticas. Si continúa navegando, entenderemos que está dando su consentimiento para la instalación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies