Fraude en la reagrupación familiar de extranjeros en España: hijos con más edad que los padres

La Policía Nacional ha detenido en Almería y otras provincias, como Málaga y Jaén, a otras 27 personas por vender permisos de residencia fraudulentos a inmigrantes africanos sin papeles, a quienes reagrupaban e inscribían como sus supuestos hijos para que pudieran regularizar su situación en España. Se trata de una segunda fase de la operación desarrollada por la Policía Nacional en Almería entre mayo y agosto del año pasado, cuando fueron arrestadas 29 personas e imputadas otras 20 por obtener tarjetas de reagrupación familiar utilizando documentos falsificados. Quienes venden los documentos falsificados son ciudadanos de Guinea Bisáu nacionalizados como españoles.

Como ya informó este diario, la Policía descubrió que este sistema para obtener papeles se ha extendido a otras provincias españolas para convertirse en una “práctica habitual” en el país. De hecho, las investigaciones han confirmado que este sistema de fraude se ha practicado incluso desde hace más de una década. Francisco Castillo, inspector de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de Almería, ha informado a este diario de que entre los detenidos en estas operaciones se encuentran incluso personas que han logrado nacionalizarse como españoles y obtener el DNI tras reagruparse como falsos hijos de guineanos, es decir, con nombre y otros datos -como edad- falsos. “Se trata de personas que se reagruparon hace ocho o diez años y que después, una vez en España como supuestos hijos de quienes solicitaron la reagrupación, pidieron y consiguieron la nacionalidad española.

Entre los 27 detenidos en esta nueva fase de la operación policial se encuentran también casos que han llamado la atención de los investigadores, como ‘hijos’ que tienen más edad que sus supuestos padres, gemelos que se llevan varios años entre sí y que no tienen ningún parecido, pues hasta son de diferente nacionalidad, o varios supuestos hijos de una misma mujer que nacieron con solo un mes de diferencia. Al final, se ha descubierto que los detenidos no tienen ninguna relación familiar entre sí, y que quienes han comprado la reagrupación son inmigrantes africanos que viven desde hace años en España sin papeles, tras llegar de forma ilegal al país.

“El hecho de que estos fraudes no llamen demasiado la atención, que no causan alarma social y no parecen molestar a nadie ha hecho posible que se hayan realizado en silencio y sin ser descubiertos desde hace muchos años en Almería y otros lugares de España”, dice el inspector. No fue hasta que la Oficina de Extranjería de Almería alertara de determinados casos tan extraños como los mencionados, cuando el año pasado se dio la alerta y se abrió una investigación que aún puede deparar numerosas detenciones. De hecho, si en la primera fase las detenciones de practicaron en Almería, en esta segunda ya se ha ampliado el radio a otras provincias andaluzas, como Málaga (2 detenciones) y Jaén (2), además de Albacete (2) y Arrecife (1). En Almería se han practicado los otros nuevos 20 arrestos.

El inspector Castillo reconoce, además, que no resulta fácil detectar estos fraudes, puesto que la documentación falsa -pasaportes, partidas de nacimiento- de Guinea Bissau aportada por los supuestos padres que quieren reagrupar a sus hijos es de gran calidad, e incluso en muchos casos ha sido realizada por la propia Administración guineana. “Se trata de atar cabos, de encontrar fechas de nacimiento que no se corresponden con la realidad ni con el aspecto de quienes cuentan con los documentos”, continúa Francisco Castillo. Y además, la Policía se encuentra con el problema de que las autoridades del país de origen no colaboran. Es más, cuando se les ha preguntado al respecto en relación a casos evidentes de fraudes, han respondido que la documentación aportada es correcta. “El problema es que en estos países tienen muy poco control de su población y cualquiera puede pedir y conseguir un certificado de nacimiento oficial con el nombre y edad que se quiera sin problemas”, reconoce el inspector.

La Policía ha detectado, además, que esta ‘bola de nieve’ de reagrupaciones familiares fraudulentas se está haciendo cada vez más grande con la incorporación de ciudadanos de otros países, no solo Guinea, como solicitantes y como falsos padres que quieren traer a España a sus hijos. De momento, ya se han detectado casos de Senegal.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Almería en colaboración con agentes de las Brigadas de Extranjería de la Comisaría Provincial de Albacete, Comisaría Provincial de Jaén, Comisaría provincial de Málaga y Comisaría Local de Arrecife, así como la Oficina de Extranjería de Almería. La investigación continúa abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones.

Compartir
FacebooktwitterpinterestmailFacebooktwitterpinterestmail

También te puede interesar...

2 Respuestas

  1. Isidoro dice:

    Ya está bien de aprovecharse del estado de bienestar. Mano dura cone sta gente que al final pagan justos por pecadores.

  2. Rubén. dice:

    España es el país de los fraudes. Es que es por todos lados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario y para realizar estadísticas. Si continúa navegando, entenderemos que está dando su consentimiento para la instalación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies