Más de 1,8 millones de musulmanes que viven en España comienzan este jueves el mes de Ramadán. Ramadán Mubarak. Feliz Ramadán

Este 18 de junio de 2015 se celebra el inicio del Ramadán del año 1436 de la Hégira.

En nombre de Legalteam, a nuestros amigos musulmanes, a esos que con trabajo y humildad han demostrado que ser musulmán no es ser un terrorista, Ramadán Mubarak!

Más de 1,8 millones de musulmanes que viven en España comienzan este jueves el mes de Ramadán, uno de los pilares del Islam, que implica abstinencia total de comida, bebida y relaciones sexuales desde el alba hasta la puesta del sol.

El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) y responsable de la Comisión Islámica de España, Riay Tatary, ha explicado que el mes de Ramadán, además de cumplir una función religiosa, tiene una sanitaria (purificar el cuerpo), mental (fortalecer la voluntad) y moral (hacer comprender lo que sufren las personas privadas de alimento) y sirve para estrechar los lazos familiares y sociales.

Así, tras las cinco oraciones, el seguidor de la fe islámica pospone todo lo que no sea absolutamente indispensable para pasar en familia el mayor número posible de horas. “Las madres se afanan en preparar lo mejor de su repertorio gastronómico, los hijos conversan con los padres a la caída del sol y los progenitores narran historias sobre sus antecesores. Es un mes en el que se refuerzan el tradicional lazo paterno filial” explica Tatary.

Además del inicio, el Ramadán tiene otras dos fechas importantes: La Noche del decreto (Lailat el Qadr) y el Aid el Fitr, que es el día en que finaliza el ayuno y que este año coincide con el 17 de julio de 2015.

La noche del decreto Lailat ul Qadr recuerda la noche en que el Profeta Muhammad recibió la primera revelación del Corán, el libro sagrado de los musulmanes que, entre otras muchas cosas, establece, los limites en las relaciones entre individuos y entre le individuo y la comunidad. Durante esta celebración, que tiene lugar durante los diez últimos días del mes, los musulmanes oran y leen el Corán desde el amanecer hasta el crepúsculo.

Por otro lado, Aid el Fitr, la fiesta del final del Ayuno, tiene, a su vez, dos momentos cumbre: la oración de la ruptura del ayuno y la entrega de una limosna en especies, generalmente comida, a personas necesitadas (Zakat al Fitr).

“Lo comúnmente aceptado es que la Zakat el Fitr consista en el equivalente a cuatro manos llenas, aunque siempre es conveniente añadir un poco más, de pasas, dátiles, grano o queso. Sin embargo, si no es posible dar alimento, entonces se puede entregar dinero”, apunta Tatary, al tiempo que precisa que es “una manera de conseguir que se preocupen los unos por los otros” y que los musulmanes “rechacen la acumulación excesiva de bienes”.

Ese día, los musulmanes también hacen regalos a los niños, les visten con ropa nueva y con ella acuden a la mezquita para la primera oración de la mañana. Al salir del rezo, toda la familia acude al cementerio a recordar a sus parientes fallecidos y por la tarde visitan a sus familiares y amigos.

FLEXIBILIZAR HORARIOS DE TRABAJO

Ante el inicio del Ramadán, la CIE también pide a los empresarios que flexibilicen los horarios de trabajo para hacer coincidir el fin de la jornada laboral con la ruptura del ayuno, que se produce al llegar el ocaso.

Este hecho está reglamentado por un acuerdo de cooperación del Estado Español con la Comisión Islámica de España y dice que “los miembros de las Comunidades Islámicas pertenecientes a la Comisión Islámica de España que lo deseen, podrán solicitar la interrupción de su trabajo los viernes de cada semana, día de rezo colectivo obligatorio y solemne de los musulmanes desde las 13,30 hasta las 16,30 horas, así como la conclusión de la jornada laboral una hora antes de la puesta del sol, durante el mes de ayuno”. Las horas deberán ser recuperadas sin compensación alguna.

La UCIDE aprovecha esta ocasión para felicitar a los musulmanes españoles, así como a los musulmanes de todo el mundo y pide a Allah que les ayude durante el Ramadán para “ayunar sus días y rezar sus noches” y que reine la paz en todo el mundo.

A propósito de este tema, Legalteam desea compartir con todos este interesante artículo de nuestro amigo Mohamed Bensabban

El mes de Ramadan y sus enseñanzas

El mes de Ramadan ha llegado, y todos los musulmanes y musulmanas entraran  en una de las mas bellas escuelas de la fe. El mes del ayuno es una escuela de la fe, de la espiritualidad, de la consciencia, del don, de la solidaridad, de la justicia, de la dignidad y de la unión. Al menos. Debería ser el mes de la introspección mas grande de los musulmanes, del mismo modo ser el mes de la contribución del musulmán a la humanidad. el ayuno en Ramadan, es el ayuno mas practicado entre las personas sobre la tierra, pero sus enseñanzas se están viendo minimizadas, traicionadas. Ramadan vuelve cada año, y con el hay que repetir y verse repetido, profundizar siempre mas, las enseñanzas de este mes de ayuno, de esta escuela de la proximidad divina, de la humanidad y de la dignidad. El  ayuno es la aspiración solitaria al divino que exige de cada uno un rayo solidario: en este sentido, el mes de Ramadan es, por esencia, un mes de la espiritualidad humanística.
Durante estos días de ayuno, estamos llamados a privarnos de la comida, de la bebida, y de responder a nuestros instintos, para renovar el pacto con nuestro ser, nuestro corazón, y el sentido de nuestra vida. Ayunar necesita vivir la experiencia de la sinceridad, de la observación de las carencias. No huirse, no mentirse y concentrar los esfuerzos sobre la quietad interna, del sentido y las prioridades de la vida. Mas allá de la comida, ayunar exige encargarse de uno mismo, conocerse los limites, con humildad, y exigir de si mismo una reforma con ambiciones. Es un mes de renovación, de parte de critica sobre su vida, sus exigencias, sus olvidos, sus esperanzas.Importa tomar tiempo para uno mismo, de preocuparse de si mismo, de meditar, de contemplar, de simplemente pensar y amar. El mes de Ramadan, en este sentido es el anti consumismo por excelencia: se trata de liberarnos de nuestras necesidades. ¿Como ser libre?,¿Como ser libre  de sus necesidades? Un mes para poner el punto sobre la (i) , año por año suma, para mantenerse humano, ser un humano adelante de Dios y entre los humanos. El ayuno es el enemigo de la materia, o por lo menos una lección para saber valorarla. Nuestro infra y sobre valoración a las cosas es instintivo y Ramadan educa el instinto.
La tradición del ayuno esta prescrita, dice el Coran, a todas las tradiciones religiosas antes del Islam. Compartimos esta practica con todas las religiones , compartimos también la marca de la familia y de la fraternidad humana. Ayunar es inscribirse en la historia de las religiones, inscribirse en una Historia que tiene sentido. El ser humano es la única  criatura que ayuna y que ha de ser implicada en igualdad al acercamiento a Dios, en igualdad de nobleza entre los seres, mujeres y hombres, en igualdad con los necesitados. Esta es la esencia de la vida , la experiencia de controlarse, educarse, ser libre y independiente, mas allá de sus necesidades superficiales, para interesarse a necesidades esenciales.
Ayunar es rezar, rezar es amar…Ramadan es una oferta irrechazable, lleva a tu ser mismo a un viaje de sueños, a precio insuperable, un viaje de amor, paz, fuerza, solidaridad, humildad, y  determinación. Consigue tu cupón ya, y canjea sus beneficios mañana.  Oferta que se repite una vez al año, no la dejes escapar…
Compartir
FacebooktwitterpinterestmailFacebooktwitterpinterestmail

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario y para realizar estadísticas. Si continúa navegando, entenderemos que está dando su consentimiento para la instalación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies