¿Por qué salen más resoluciones de nacionalidad de latinos que de pakistaníes o marroquíes?

En las últimas semanas hemos notado un considerable aumento de resoluciones de concesión de nacionalidad española por residencia. Sin embargo, muchos nos preguntan si sabemos el por qué salen más resoluciones de nacionalidad de latinos que de pakistaníes o marroquíes.

En este sentido nos gustaría comentar, con total honestidad, que lo desconocemos. Sin embargo, a nuestro juicio, ello podría ser consecuencia de la demostración de lo que se entiende por “residencia legal y continuada” en territorio español a la hora de solicitar la nacionalidad.

Vayamos por partes:

🔴 La Nacionalidad Española por Residencia puede solicitarse:

♦️ Según el artículo 22.1 del Código Civil, para la concesión de la nacionalidad por residencia se requiere que ésta haya durado diez años. Serán suficientes cinco años para los que hayan obtenido la condición de refugiado y dos años cuando se trate de nacionales de origen de países Iberoamericanos (Argentina. Bolivia. Chile. Colombia. Costa Rica. Cuba. Ecuador. El Salvador. Brasil. Guatemala. Honduras. México. Nicaragua. Panamá. Paraguay. Perú. Puerto Rico. República Dominicana. Uruguay. Venezuela.), Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal.

♦️ Según el artículo 22.2 del Código Civil, bastará el tiempo de residencia de un año para:

El que haya nacido en territorio español.

El que no haya ejercitado oportunamente la facultad de optar.

El que haya estado sujeto legalmente a la tutela, guarda o acogimiento de un ciudadano o institución españoles durante dos años consecutivos, incluso si continuare en esta situación en el momento de la solicitud.

El que al tiempo de la solicitud llevare un año casado con español o española y no estuviere separado legalmente o de hecho.

El viudo o viuda de española o español, si a la muerte del cónyuge no existiera separación legal o de hecho.

El nacido fuera de España de padre o madre, abuelo o abuela, que originariamente hubieran sido españoles.

🔴  Ahora bien, no olvidemos que la carga probatoria de la demostración de la “residencia legal y continuada” en territorio español a la hora de solicitar la nacionalidad corresponde al interesado; es decir, a aquella persona que solicita la nacionalidad.

En este sentido, destacar que muchas personas creen que la Nacionalidad Española se puede solicitar por matrimonio con español/a. Aclaremos que NO. La Nacionalidad Española NO se puede solicitar por ser cónyuge de un/a español/a. El hecho de ser cónyuge de un/a español/a, lo que beneficia (plazo reducido) es en cuanto a al tiempo que se lleve de residencia. Es decir; que puede solicitarla al año de residencia legal y continuada en territorio español.

Pongamos dos ejemplos:

Ciudadano de Pakistán cónyuge de ciudadana española. Si no estuviera casado con esta ciudadana española se vería obligado a solicitar la Nacionalidad Española a los 10 años de residencia legal según el artículo 22.1 del Código Civil; pero al ser cónyuge de una ciudadana española, podría solicitar la Nacionalidad Española por Residencia al año de residencia legal; al amparo del artículo 22.2 del Código Civil (plazo reducido de un año)

Ciudadana cubana cónyuge de ciudadano español. Si no estuviera casado con este ciudadano español se vería obligado a solicitar la Nacionalidad Española a los 2 años de residencia legal según el artículo 22.1 del Código Civil; pero al ser cónyuge de un ciudadano española, podría solicitar la Nacionalidad Española por Residencia al año de residencia legal; al amparo del artículo 22.2 del Código Civil.

Muchas personas, con bastante frecuencia, nos preguntan si por ser Pareja de Hecho (inscrita esta Unión Estable o no en un Registro Público) pueden solicitar la Nacionalidad Española por residencia al año de residencia legal. La respuesta es no. El hecho de que el art. 2 y el 2 bis del RD Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y de otros Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo permita bajo este supuesto acceder una tarjeta de residencia temporal (Tarjeta de Familiar de Comunitario de 5 años), NO significa que bajo ese mismo supuesto podamos solicitar la Nacionalidad Española por Residencia al año de residencia legal y continuada en territorio español. Quienes tengan una Tarjeta de Familiar de Comunitario por ser Pareja de Hecho de un/a español/a se verán obligados a solicitar la Nacionalidad Española por Residencia según lo estipulado en el artículo 22.1 del Código Civil.

Como hemos detallado, hablamos siempre de “residencia legal y continuada en territorio español” si solicitamos,  la Nacionalidad Española por Residencia.

¿Qué debemos entender por “residencia legal y continuada en territorio español”:

El artículo 22.3 del Código Civil nos viene a decir que en todos los casos, la residencia habrá de ser legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición.

Residencia legal: conforme al artículo 29 de la L.O. 4/2000, los extranjeros podrán encontrarse en España en las situaciones de estancia o de residencia. Sólo esta última es válida a efectos de adquisición de la nacionalidad española y se considera “residentes” a los extranjeros que se encuentren en España y sean titulares de una autorización para residir, que puede ser temporal o de larga duración.

La tarjeta de estudiante es una autorización de estancia y no constituye título de residencia válido para adquirir la nacionalidad española. En consecuencia, el tiempo de permanencia de los extranjeros en España en situación de estudiante no se computa a efectos de adquisición de la nacionalidad española (véase la Sentencia de 21 de septiembre de 2017 de la Audiencia Nacional, Recurso 779/2016).

Las cédulas de inscripción son documentos de identidad que el Ministerio del Interior puede expedir a los extranjeros indocumentados para acreditar su identidad pero NO son autorizaciones de residencia ni título válido para acreditar la residencia legal en España a efectos de adquisición de la nacionalidad española por residencia

Ciudadanos de la UE. Su residencia legal en España se acredita mediante el correspondiente certificado del Registro Central de Extranjeros.

Cuando se trata de un familiar de ciudadano de un Estado Miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, que no ostente la nacionalidad de uno de dichos Estados, está obligado a solicitar la Tarjeta de Residencia de Familiar de ciudadano de la Unión.

Ahora bien ¿qué se entiende por “residencia legal y continuada en territorio español». El criterio de la Dirección General de los Registros y el Notariado (DGRN)

Por ejemplo:

Caso 1: ciudadano que solicita la Nacionalidad Española por Residencia por el plazo de 10 años. A partir de ahora se contabilizan las salidas en un plazo único e ininterrumpido. Es decir, si antes se sumaban, por ejemplo 3 meses fuera de España durante el 2014 y otros 4 meses, la suma total era de más seis meses y se denegaba. Ahora no. En este caso se miraría que la ausencia mayor es de 4 meses y no se sumarían las dos salidas. Solo sería denegado, por este motivo si hubiera salido de España superando de golpe seis meses.

Caso 2: en el caso de aquellas personas que se benefician del plazo reducido de dos años de residencia legal y continuada (ciudadanos de países iberoamericanos) pues el tiempo máximo fuera de España sería de tres meses pero de golpe, en una única salida. Es decir, no se sumarían las salidas totales.

Como hemos podido ilustrar, no es lo mismo demostrar la “residencia legal y continuada” en territorio español a la hora de solicitar la nacionalidad para quienes se benefician del plazo reducido de uno o dos años que para quienes la solicitan por el plazo de 10 años, por ejemplo, un pakistaní o un marroquí que no se beneficia del plazo reducido de un año por ser cónyuge de español/a.

Es más fácil demostrar, sin duda alguna, la “residencia legal y continuada” en territorio español a la hora de solicitar la nacionalidad para aquellas personas de la solicitan por el plazo de uno o dos  años que para quienes la solicitan por el plazo de 10 años.

No obstante, esto es solo una opinión puesto que lo que no se concibe es que el funcionario o el calificador priorice el estudio del “expediente fácil” (aquellos en los que solo debe demostrarse uno o dos años de residencia legal y continuada) que el de los casos más complejos (en el caso de quienes deban probar los 10 años).

Este próximo sábado el director de Legalteam estará en un Congreso en Madrid compartiendo mesa con Dña. María del Mar López Álvarez, Subdirectora General de la DGRN. Ambos disertarán sobre el tema de la nacionalidad española y estas cuestiones como muchas otras que nos generan dudas y contradicciones muy probablemente tengan respuesta.

Compartir
FacebooktwitterpinterestmailFacebooktwitterpinterestmail

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario y para realizar estadísticas. Si continúa navegando, entenderemos que está dando su consentimiento para la instalación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies