Trama de los falsos permisos de conducir de venezolanos se salda con 800 detenidos

Durante el primer Estado de Alarma por el coronavirus, cuando las calles de toda España estaban prácticamente vacías, agentes de la Policía Nacional detectaron que algunos de los conductores de motocicletas que circulaban por las grandes ciudades portaban carnés de conducir de dudosa procedencia.

Eran venezolanos, trabajaban en conocidas empresas de reparto de comida a domicilio y su permiso de conducir era un antiguo modelo anterior al actual en aquel país. Así comenzó una operación policial que se acaba de saldar con más de 800 detenidos acusados de falsedad documental.

90 dólares por el carné falso

Los grupos criminales en Venezuela se comprometían a enviar la licencia en 3 días

Tras la alerta detectada durante el confinamiento, la Brigada de Investigación de Redes de la Policía comenzó las pesquisas con los documentos que portaban los conductores de comida a domicilio como punto de partida. Esas licencias les llevaron a grupos criminales ubicados en Venezuela que vendían el carné de conducir en aquel país a una media de 90 dólares, explican fuentes de la investigación a La Vanguardia.

Los venezolanos aquí en España compraban esos carnés falsos, que las mafias se comprometían a entregarles en sólo dos o tres días, con el fin de canjearlos por el permiso de conducir español gracias a un convenio que permitía la convalidación del permiso venezolano directamente por el español. 

Desde agosto de 2017 en Venezuela se emitía un nuevo formato que no cumplía con los requisitos legales para el canje por lo que los detenidos recurrían a los grupos organizados para conseguir una falsificación del formato anterior. Es decir, los venezolanos residentes en España que contaban con un permiso de conducir de su país posterior a 2017 no lo podían convalidar, por lo que compraban uno falso que sí pudiese ser canjeado por el permiso español. 

Así, la investigación iniciada a principios del pasado año ha culminado ahora con la detención de 802 personas que habían canjeado el carné falso o estaban en proceso de ello. La operación policial ha logrado intervenir otros 296 permisos españoles que ya habían sido canjeados.

Hay detenidos a los que se les acusa de falsedad documental y fueron puestos en libertad tras pasar a disposición judicial en numerosas provincias españolas: Alicante (62), Asturias (22), Badajoz (4), Barcelona (17), Cáceres (4), Ciudad Real (16), Guipúzcoa (41), Jaén (4), Las Palmas (18), Madrid (185), Málaga (123), Murcia (23), Pontevedra (6), Santa Cruz de Tenerife (154), Sevilla (16), Toledo (38), Valladolid (56), Zamora (4) y Zaragoza (9).

“Los poseedores de los mismos no han podido acreditar que dispongan de un permiso de conducir legal, con el consiguiente peligro que ello supone para la seguridad vial”, asegura la Policía, quien ha recordado que debido a los hechos, la Dirección General de Tráfico ha suspendido el canje general de permisos de conducción entre Venezuela y España desde el 15 de marzo de 2021. (Artículo aparecido en La Vanguardia)

Compartir
FacebooktwitterpinterestmailFacebooktwitterpinterestmail

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario y para realizar estadísticas. Si continúa navegando, entenderemos que está dando su consentimiento para la instalación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies